Presencialidad plena: los colegios privados bonaerenses reclaman que el aula completa sea la burbuja

·5  min de lectura
En la provincia, los estudiantes asisten a clases bajo la modalidad de pequeñas burbujas
Ricardo Pristupluk

“Es tiempo de revisar el retorno completo a las aulas. Ojalá pronto volvamos a conformar una única burbuja con cada grado. Resulta insostenible continuar con el dictado de clases en distintos grupos y días”, dice categórica Norma Castrello, directora del colegio John F. Kennedy de Wilde, en el partido de Avellaneda. Luego de que el gobierno porteño habilitó la presencialidad plena en todas las escuelas de la ciudad, al eliminar el distanciamiento de 1,5 metros dentro del aula, las instituciones educativas de la provincia reclaman ahora que también se modifique el protocolo que rige en el Plan Jurisdiccional, para que todos los estudiantes puedan estar al mismo tiempo en las aulas.

A un año de la muerte de Solange Musse: “Un adiestrador de perros, un peinador, cualquiera tenía más derechos que ella”, dice su padre

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba), que agrupa a 2300 colegios privados (de un total de 6200), envió esta tarde una carta dirigida a Agustina Vila, directora general de Cultura y Educación de la provincia, para solicitarle que evalúe “la posibilidad de actualizar el Plan Jurisdiccional para un regreso seguro a clases, a efectos de permitir el reagrupamiento de la matrícula de cada curso; hoy dividida, en la mayoría de los casos, en subgrupos, comúnmente denominados burbujas”, dice el documento.

Los argumentos

El reclamo que llegó a manos de Vila, firmado por la presidenta de Aiepba, Mónica Espinosa, señala que están dadas las condiciones sanitarias para flexibilizar el concepto de distancia social, tal cual se encuentra previsto en el Plan Jurisdiccional, ya que las estadísticas gubernamentales no indican un incremento de casos en la población de estudiantes y docentes. “En este aspecto, las tasas de infección permanecen sumamente bajas a pesar del retiro de la limitación de cuatro horas de la jornada escolar. Esto, sumado al aumento significativo de la tasa de vacunación docente con ambas dosis preventivas, el descenso de la cantidad de casos y hospitalizaciones en la población general de la provincia de Buenos Aires”, ratifica el texto.

María de Sarro es la directora de la Nueva Escuela Spegazzini, en el partido de Ezeiza, y dice que todo su equipo docente está convencido de la importancia de recuperar la presencialidad completa. “Es la mejor forma de acompañar las trayectorias educativas de nuestros alumnos. Hasta ahora seguimos con los grupos de burbujas y actividades semipresenciales. Pero no entendemos por qué debemos seguir así cuando no hay otro lugar más seguro que la escuela”, opina De Sarro.

A principios del mes pasado, cuando las autoridades provinciales dieron el visto bueno para extender la jornada presencial, que hasta ese momento tenía un tope máximo de cuatro horas, Constanza Díaz, del Colegio San Joaquín, en Villa Ballester, recibió la noticia con entusiasmo, aunque reconocía al mismo tiempo que la medida no iba a ser fácil de implementar. La prioridad fue para los alumnos que están en el último año de cada nivel, y la intención después de las vacaciones de invierno fue tratar de aumentar de manera progresiva la carga horaria del resto, algo que resultó muy complicado por el funcionamiento de las burbujas. En ese momento, Díaz pedía reconsiderar el tema del distanciamiento dentro del aula, y que el docente, además, no sea considerado como parte de la burbuja.

“Aislados del mundo”: La inaccesible pulpería bonaerense que desde 1890 está a cargo de la misma familia

Ahora, y luego de la experiencia que ya se puso en práctica en las escuelas porteñas, Díaz insiste en que la presencialidad debe ser “completa”, y elaboró una lista con las razones principales que argumentan el pedido. La primera, en coincidencia con muchos de sus colegas, es que la escuela es el lugar más seguro, donde las medidas de higiene y control se cumplen como en ningún otro espacio. También menciona el alto grado de vacunación, en particular de la población docente de la provincia; la importancia de la escuela como organizador familiar y la necesidad de recuperar los saberes perdidos. “La rigurosidad con respecto a las medidas de cuidado que tienen los colegios no se ve en ningún otro lugar más, ni en los clubes, ni en las plazas ni en los restaurantes –agrega Díaz–. Además, aumenta la desigualdad entre los colegios, porque hay instituciones que tienen más infraestructura, más espacio y mayor posibilidad de contratar personal y hoy tienen a todos los alumnos en la escuela. Algo que para la mayoría es imposible con el protocolo actual, que pide distanciamiento de 1,5 metros dentro del aula”.

La organización familiar

“Nos encontramos con familias que ya han regularizado casi totalmente sus cuestiones laborales, por lo que necesitan imperiosamente que sus niños, niñas y adolescentes no queden solos y estén todos los días en su escuela y no solo semana de por medio”, se lee en el comunicado de Aiepba. Desde una mirada pedagógica, las autoridades de esa asociación entienden que “solo habrá posibilidades de superar el estado actual de conocimientos, cuando todos los chicos estén en su escuela, todos los días”.

Como representante legal del Instituto Madre Sofía Bunge, Patricio Villegas coincide y enfatiza en “la imperiosa necesidad de tener presencialidad completa”. La seguridad que ofrece la escuela como agente preventivo frente a la propagación del virus Covid-19, dice, se pone en práctica cada día. “Las medidas son estrictas, es inexplicable que en otros lugares, como en los polideportivos o los clubes, los chicos puedan estar todos juntos y en la escuela no. ¿Cuál es el sentido común? Todos los alumnos deben tener las mismas oportunidades, y eso es algo que la virtualidad, con el requerimiento de dispositivos y de conexiones eficientes, no permite”, concluye Villegas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.