La presencialidad en las aulas se coló en el debate en el Senado

·3  min de lectura
El senador del Frente de Todos Mariano Recalde, apuntó al gobierno porteño en la sesión de esta tarde en la Cámara Alta.
El senador del Frente de Todos Mariano Recalde, apuntó al gobierno porteño en la sesión de esta tarde en la Cámara Alta.

El conflicto por la presencialidad de las clases en la ciudad de Buenos Aires llegó esta tarde al Senado de la Nación. Fue durante la sesión en la que se trató, y aprobó, el Dictamen del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 334/21 con el que se prorrogaron hasta el próximo 11 las medidas aplicables a lugares en alto riesgo epidemiológico y sanitario por la pandemia de Covid-19. El encargado de llevar el discurso contra la posición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de mantener la presencialidad en las aulas porteñas fue el senador del Frente de Todos (FdT), Mariano Recalde. “Es una decisión de confrontar, de oponerse por oponerse. Es una oposición muy destructiva”, aseguró.

Coronavirus: los argumentos de la Ciudad para mantener las clases presenciales en medio del conflicto con Nación

En su exposición Recalde sostuvo que todos quieren “presencialidad”, pero consideró que los datos epidemiológicos no alientan esa posibilidad. Fue entonces cuando citó un informe de científicos del CONICET al tiempo que aludió a publicaciones del exterior que fueron en la misma dirección. Entre ellas citó a Nature y The Lancet. “Hay evidencia científica”, insistió. Luego agregó que Ciudad de Buenos Aires “año tras año baja el presupuesto de educación. Es la ciudad que menos destina a educación” tras lo que ironizó: “Les agarró un ataque repentino por defender la presencialidad, no las clases, la presencialidad”.

Recalde también criticó al gobierno porteño al afirmar que en la Ciudad hay 25 mil alumnos sin vacantes y completó sus críticas sosteniendo que la Ciudad “fue el único distrito que los tres días de la semana pasada no tuvo clases, ni presenciales ni virtuales. “Pero ellos se la pasaban diciendo: cada día cuenta”, agregó.

“Hay un jefe de Gobierno que lanzó su campaña a presidente y entendió que era parte de su campaña quedar bien con los anticuarentenas, los antivacunas, con los libertarios, y empezó a hacerse el más flexibilizador, creyendo -en mi opinión equivocadamente- que con esto le iba a rendir mejor electoralmente”, sostuvo Recalde en referencia a Horacio Rodríguez Larreta, quien le ganó en las elecciones porteñas de 2015.

Sus dichos sobre la situación educativa en Ciudad de Buenos Aires ameritaron que la legisladora de la oposición porteña Guadalupe Tagliaferri pidiera la palabra y respondiera sus acusaciones, defendiendo la gestión del gobierno de Rodríguez Larreta.

Sobre el final de su exposición, y en línea con la postura del oficialismo en general, Recalde resaltó avances en vacunación, y concluyó: “Como cada uno de los DNU anteriores vinculados a este tema, son medidas que hay que tomar sin demora porque la pandemia avanza día a día y las decisiones que tiene que tomar el PEN no pueden estar atadas a los tiempos del trámite parlamentario”.

La discusión por la presencialidad de las clases en la Ciudad de Buenos Aires se dirimió en la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, a comienzos del mes pasado, falló a favor del planteo del gobierno porteño, ratificando la Autonomía de la Ciudad. El fallo del máximo tribunal estableció que la CABA y las provincias “pueden regular la apertura de las escuelas (...) priorizando la apertura y la reanudación de las clases presenciales”. El fallo, que llevó las firmas de los jueces Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, y Ricardo Lorenzetti, zanjó una discusión que llevaba para entonces más de 15 días y se había convertido en una de las principales contiendas entre oficialismo y oposición.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.