Un Prescott saludable firma contrato millonario con Dallas

SCHUYLER DIXON
·2  min de lectura
El quarterback de los Cowboys de Dallas Dak Prescott sonríe durante la conferencia de prensa en las instalaciones del equipo en Frisco, Texas para anunciar oficialmente el contrato más caro en la historia del franquicia el miércoles 10 de marzo del 2021. (AP Photo/LM Otero)

Dak Prescott caminó rápidamente y saltó el par de escalones que conducen al escenario donde se realizaría el anuncio oficial del contrato más caro en la historia de los Cowboys de Dallas, quienes retuvieron así a su más reciente quarterback estelar.

Hace cinco meses, Prescott sufrió una escalofriante lesión de tobillo que puso fin a su temporada 2020 y que generó dudas sobre si llegaría este momento tras una larga parálisis en las negociaciones.

La respuesta llegó hace dos días, cuando las partes —dos años después de que iniciaron las conversaciones— acordaron firmar un contrato de cuatro años y 160 millones de dólares. Prescott devengará así el segundo mayor salario promedio anual, sólo detrás de Patrick Mahomes, el quarterback estelar de Kansas City.

Prescott está listo para disipar las dudas sobre su regreso tras sufrir una fractura expuesta y la dislocación del tobillo derecho en el partido del 11 de octubre ante los Giants de Nueva York.

“Pensé trotar hacia aquí y brincar al escenario”, admitió Prescott, quien mostró una gran sonrisa al recorrer en el escenario en las instalaciones del equipo en Frisco, al norte de Dallas. “Pero no sé si todos están listos para eso. Estoy saludable”.

No dio ningún cronograma de cuándo tendrá permitido volver, pero dijo: “estaré listo cuando importe”.

El contrato del mariscal de campo incluye un bono por firmar de 66 millones de dólares y un valor de primer año de 75 millones, ambos récords de la NFL. No hay cláusula que impida un canje y Dallas no puede utilizar la etiqueta de jugador franquicia cuando expire el contrato.

Las partes llegaron al acuerdo un día antes de la fecha límite para que los Cowboys le dieran la etiqueta de jugador franquicia a Prescott por segundo año consecutivo.

Habría algo más importante, en momentos en que los Cowboys buscan acabar una racha de 25 años sin alcanzar siquiera el duelo por el campeonato de la Conferencia Nacional. El sueldo de Prescott tendrá un impacto de 22,2 millones sobre el tope salarial, en vez de los 37,7 millones que se hubieran registrado con la etiqueta de jugador franquicia.

Dallas necesita ayuda en la defensa y ahora tiene recursos para gastar.

“Me siento bien sobre el futuro”, dijo el dueño Jerry Jones. “No me importa decirles que la razón más importante para sentirme bien es el chico sentado en la otra habitación”.

Antes de lesionarse, Prescott fue titular en cada partido desde su año de novato después de que Tony Romo se lesionó. Fue nombrado el Novato Ofensivo del Año en el 2016.