Prepara tu bolsillo: todo esto será más caro en 2022

·7  min de lectura
Financial auditor analyzing company financial report concept of accounting, accountancy and tax form
En 2020 y principios de 2021, hubo una gran demanda de viviendas (Foto: Getty Images)

Si estabas horrorizado por la subida de los precios en 2021, prepárate para 2022. Los muebles, la gasolina, salir a cenar y hasta recibir atención médica será un poco más caro este año, que empieza golpeado por la inflación y una crisis sin precedentes en la cadena global de suministros

“La gente ya es muy consciente de los aumentos en 2021. La inflación alcanzó un máximo de 39 años en noviembre. Y, desafortunadamente, no hay señales de que los precios caigan pronto”, dice Julie Ramhold, analista de consumidores de DealNews.com.

Para Ramhold, no existe “ninguna forma de escapar”, pero eso no significa que no podamos comprar de manera más inteligente. Un artículo suyo en la conocida web de compras por comparación ofrece algunas estrategias:

Las casas

En 2020 y principios de 2021, hubo una gran demanda de viviendas, y muchos vendedores pudieron pedir casi cualquier precio, dependiendo de la zona. Pero la escasez de madera se hizo sentir y regresó la subida de precios.

“Si bien el precio de la madera puede estar regresando a niveles normales, el mercado aún se ve afectado. Las cosas tardarán un poco en estabilizarse por completo”, dijo.

Ramhold recomienda buscar las mejores tasas de hipoteca y, si eres un comprador primerizo, aprovechar cualquier programa de ayuda. “No tengas prisa por comprar una casa nueva”. 

Comida, refrescos y bocadillos

No solo los alimentos más básicos como los huevos, la carne y la leche se están volviendo más caros; los refrescos y algunos bocadillos también. 

Minsk, Belarus - August 16, 2015: Minsk, Belarus-August 16, 2015: Classic Bottle of Coca-Cola Zero on the ice over blue wooden background. Coca-Cola is a carbonated soft drink sold in stores, restaurants, and vending machines throughout the world.
Coca-Cola también subirá sus precios (Foto: Getty Images)

Coca-Cola y PepsiCo anunciaron que iban a aumentar sus precios, así como las galletas Oreo, las Ritz y las golosinas de Sour Patch Kids. En declaraciones a CNBC, el director ejecutivo de Mondelez, Dirk Van de Put, confirmó un aumento de precios del 7%.

Aquí Ramhold recomienda estar atentos a las ofertas semanales. “Hasta las grandes tiendas como Target las tienen, y ofrecen una amplia variedad de descuentos en alimentos preparados, carnes y productos agrícolas. Aprovecha también los cupones. Muchas tiendas ahora usan cupones digitales”, agregó.

La ropa

Este año quizás no sea el mejor para renovar tu vestidor. Se espera que las ventas de ropa se recuperen, pero las interrupciones en la cadena de suministro llevarán los precios minoristas a un alza de 3.2%, según un informe de Business of Fashion de McKinsey.

Hasta un 15% de los ejecutivos de la moda esperan aumentar los precios en un 10% o más en 2022.

“Consejo profesional: antes de comprar algo nuevo, vende tu ropa vieja. Puedes hacerlo en persona o por Internet a través de sitios como Tradesy, Poshmark y thredUP”.

Los libros

Si sigues a los autores en redes sociales o estás suscrito a sus boletines, es seguramente ya escuchaste hablar sobre la escasez de libros.

Top view of caucasian woman reading an e-book in the e-book reader with a cup of coffee and cocoa cookies. Cozy winter day at home and hygge concept. The text on the e-book reader is an
Mujer lee un libro electrónico (Foto: Getty Images)

Muchos pidieron a sus lectores reservar los libros físicos en cuanto los vean, ya que la industria editorial lidia con retrasos en los envíos, impresoras desactualizadas y la escasez de trabajadores.

“Por mucho que prefieras el olor de los libros impresos, este puede ser el año para inclinarte por los electrónicos. Hay opciones de lectura gratuitas disponibles en Internet. También vale la pena obtener una tarjeta de tu biblioteca local”, aconseja la analista de Dealnews. 

Esta es una buena oportunidad para adquirir servicios como Kindle Unlimited, que brinda acceso a libros electrónicos, audiolibros y revistas por una tarifa mensual.

La calefacción 

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) informó que para el venidero invierno, la mayoría de los consumidores pueden esperar un aumento de hasta un 54% en comparación con la temporada pasada. 

The senior woman holding gas bill in front of heating radiator. Payment for heating in winter.
La EIA pronostica que todos los combustibles para calefacción se verán afectados (Foto: Getty Images)

La EIA pronostica que todos los combustibles para calefacción se verán afectados, incluidos el gas natural y el propano, en tanto se espera un invierno ligeramente más frío este año.

“Considere una auditoría de energía en el hogar para detectar y reparar posibles fugas y encontrar áreas a mejorar, como sellar ventanas con corrientes de aire, por ejemplo. En algunos estados, las empresas de servicios públicos pueden incluso ofrecer el servicio de forma gratuita”.

Autos y gasolina 

Ya los precios de la gasolina habían subido un 58,1% en 2021, pero en algunos estados, incluidos Michigan, Indiana, Ohio, Illinois y Kentucky, es probable que aumenten aún más “muy pronto”, según GasBuddy.com.

Por otra parte, la fabricación de vehículos, muy afectada por la escasez de microchips, está desacelerando. El problema incluso se ha extendido a las ambulancias, y Ford recortó la producción en cuatro de sus plantas a principios de 2021.

Ramhold recomienda comprar modelos más antiguos y revisar qué hay en stock en los concesionarios, de los años 2019, 2020 o 2021.

“Compra a fin de mes o un lunes por la noche. Es cuando los vendedores están motivados para negociar y tienen tiempo para sentarse con usted en lugar de tratar de apresurar una venta”, dijo.

Salir a cenar

Comer afuera también será más caro después de dos años de pandemia. Los restaurantes han tenido que aumentar los salarios para atraer trabajadores y pagar más a los proveedores. No solo los menús se “encogen”, los precios de los platos también subirán.

Close up of man holding plate with gourmet food, serving people at table in restaurant
Comer afuera también será más caro después de dos años de pandemia (Foto: Getty Images)

“Busca ofertas especiales semanales u ofertas gastronómicas, como noches de hamburguesas de dos por uno. A veces, obtener más por el mismo dinero es una buena manera de agregar valor, incluso a un precio más alto”.

Computadoras y electrónica

Por supuesto, la escasez de microchips es la culpable una vez más. La gente sigue trabajando desde casa y muchos se quedan con el modelo remoto de forma definitiva, por lo que las computadoras vuelven a tener una gran demanda.

Así como ocurre con los televisores y las consolas de videojuegos, las computadoras tienen mucho menos inventario. Las fábricas tuvieron que cerrar inicialmente durante el comienzo de la pandemia, y también hubo otros problemas: una planta japonesa de microchips se incendió, una fábrica en Texas se vio obligada a cerrar durante una tormenta invernal en febrero, y en Taiwán una grave sequía afectó el proceso de fabricación de chips, que lleva agua.

Es seguro que, para este año, algunas de las mejores ventas sean durante el Día de los Presidentes y en el Super Bowl, cuando los minoristas rebajan los modelos del año pasado.

Ir al médico

Los suministros médicos se han vuelto más caros por el aumento de precio de materias primas como el metal y el plástico, sin mencionar la escasez de microchips. 

Además, artículos como pañales, productos para la incontinencia, artículos de higiene femenina e incluso papel higiénico están experimentando aumentos de precios, a medida que los fabricantes intentan compensar los problemas de la cadena de suministro.

Una estrategia es utilizar cuentas con ventajas fiscales para gastos médicos (Foto: Getty Images)
Una estrategia es utilizar cuentas con ventajas fiscales para gastos médicos (Foto: Getty Images)

Pagar por la atención médica era un problema mucho antes de la pandemia. Según un índice médico publicado por la consultora Milliman, los costos de salud en Estados Unidos aumentaron un 8.4% desde 2020.

Julie Ramhold aconseja prestar mucha atención a las facturas médicas e informarse con las compañías de seguro. 

“No temas elaborar un plan de pago o pedirles que cubran el aumento del costo de algo. Pero recuerda ser educado: tendrá más suerte negociando si eres paciente y amable”, dijo.

Otra estrategia es utilizar cuentas con ventajas fiscales para gastos médicos, como cuentas de ahorro para la salud o cuentas de gastos flexibles. 

También te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.