Cómo se prepara el huevo en otros países

CIUDAD DE MÉXICO, junio 21 (EL UNIVERSAL).- El huevo es delicioso, ya sea que lo hayas probado como plato fuerte, acompañamiento o como ingrediente de alguna receta. Además de acuerdo con El pequeño Larousse Gastronomique en español, el huevo es un alimento muy equilibrado y nutritivo, relativamente poco energético ya que es pobre en azúcar, y contiene todos los aminoácidos indispensables para el ser humano.

Por lo anterior y por lo nutrientes que aporta (entre los cuales destaca el hierro, azufre y vitaminas A, B, D y E), el huevo es un alimento ampliamente consumido no solo en México sino en el resto del mundo. De manera que no es de sorprenderse que cada país tenga sus propias recetas con este producto animal.

Y para que la duda se aclare te traemos algunas formas en las que se consume el huevo en el extranjero, donde las recetas no solo varían en las preparaciones sino en el origen del huevo, pues así como en México el consumo más común de este producto es el que proviene de las gallinas, hay en otros países donde es más usual el consumo de huevos de animales como patos y cocodrilos, según afirma la fuente citada.

Huevos escoceses

Básicamente la receta original consiste en un huevo duro envuelto en carne de salchicha, el cual posteriormente es cubierto con pan molido, para finalmente ser frito, volviéndose un aperitivo delicioso. Aunque según Bachoco, la receta también puede modificarse en cuanto al origen de la carne, por ello también es común ver que en México este tipo de huevos se preparen con carne de pavo en vez de salchicha.

Sopa de huevo griega

Hablamos del impronunciable platillo griego compuesto por huevo y limón, que de acuerdo con El Libro de las Especias, también suele ser utilizado como salsa, y es que el avgolemono además de ser comido como sopa fría también es usado para marinar platillos principalmente compuestos por vegetales, según lo indica el libro Larousse Gastronomique en inglés.

Huevo centenario

En China se acostumbra el consumo del huevo de pata, mismo que según El pequeño Larousse Gastronomique en español, es envuelto en emplasto de cal, barro, sal nitro, hierbas aromáticas y paja de arroz, lo cual garantiza una conservación "infinita". De hecho, estos peculiares huevos se consumen a partir del tercer mes, aunque su sabor mejora con el tiempo. Y una vez que se les retira el envoltorio, su color es negro brillante. Con respecto a la forma en la que se consumen, hay que aclarar que se comen fríos, al natural o acompañados con láminas de jengibre, rodajas de pepino o bien trozos de mollejas de pollo confitadas.

Tokneneng

De acuerdo con el sitio oficial Farm Pride, los toknenengs son huevos duros que se sumergen en una masa rojiza y son fritos hasta que dicha masa esté crujiente. Es común encontrarlos en los puestos de comida callejera filipina junto con los calamares, las bolas de pescado y el kikiam. Por lo cual podemos decir que es una comida bastante popular en Filipinas.

Huevos cocotte

Así se les conoce en Francia y su preparación es bastante simple, ya que de acuerdo con El pequeño Larousse Gastronomique en español, la receta consiste en un huevo roto con la yema entera, mismo que posteriormente es depositado en un recipiente pequeño o cocotte (de ahí su nombre), el cual previamente fue untado con mantequilla. Su preparación puede ser combinada con diversos ingredientes según el gusto de quien los cocine.