Preocupa a Ecuador trato discriminatorio

·2  min de lectura

Ariadna García

CIUDAD DE MÉXICO, abril 18 (EL UNIVERSAL).- El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador expresó a México su preocupación por la frecuente inadmisión de ecuatorianos que buscan entrar a territorio mexicano, sobre todo, por el trato discriminatorio, entre otros.

A través de una comunicación que el ministro del Exterior de Ecuador, Manuel Mejía Dalmau, envió al secretario de Relaciones Exteriores en México, Marcelo Ebrard, la autoridad ecuatoriana denunció que en aeropuertos mexicanos los ciudadanos de aquella nación han sido víctimas de la vulneración a su dignidad.

Y es que los ciudadanos de Ecuador no requieren visa para entrar a México desde 2018, año en que —según fuentes ecuatorianas— se comenzó a incrementar la inadmisión.

Recientemente, Colombia también reclamó a México el trato que han recibido ciudadanos de esa nación al intentar ingresar al país.

"El canciller del Ecuador, Manuel Mejía Dalmau, envió una comunicación oficial al secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, expresando su preocupación por las frecuentes inadmisiones de ciudadanos ecuatorianos, así como por el trato discriminatorio y otras vulneraciones de la dignidad y de sus derechos", difundió la cancillería ecuatoriana.

El gobierno de ese país planteó la necesidad de reactivar los mecanismos bilaterales en temas migratorios, con el fin de encontrar soluciones a las condiciones de ingreso de los ciudadanos ecuatorianos, y con ello comenzar a reducir las elevadas tasas de inadmisión.

"La eliminación del requisito de visa —en noviembre de 2018— estrechó los lazos entre ambos países y permitió que México se convirtiera en uno de los destinos internacionales preferidos por los turistas.

"Si bien, se reconoce el derecho que le asiste a México de decidir quién ingresa a su territorio, es deber del gobierno ecuatoriano velar por un trato digno y no discriminatorio", manifestó Ecuador.

Según la Unidad de Política Migratoria de Gobernación, en 2019 el número de viajeros ecuatorianos a México se incrementó y las cifra de ciudadanos detenidos y no admitidos se mantuvo como en 2018.

La supresión de visa se dio en noviembre de 2018, año en el que hubo 250 ecuatorianos detenidos; para 2019 se incrementó a 260; en 2020 se duplicó a 433, y al menos en el primer trimestre de 2021 fueron 59.

Fuentes ecuatorianas comentaron que entre las denuncias más recurrentes de sus ciudadanos está la manera discriminatoria en que son recibidos en territorio mexicano. Las personas, además, se quejan de una tardía notificación a la autoridad ecuatoriana adscrita en México, lo que va en contra de la Convención de Viena.

También existe la queja de que se les impide hacer llamadas telefónicas, les quitan los celulares y hay falta de información sobre su proceso.

Entre 2015 y 2021, la cifra de ecuatorianos no admitidos en México se ha elevado.

En 2015 ingresaron 62 mil 159 ecuatorianos, de los cuales 135 no fueron admitidos; en el primer trimestre de 2021 han llegado 6 mil 817, y no aceptados mil 103, es decir, 16.18%.