Prensa critica manejo por Israel de muerte de periodista

·2  min de lectura
ARCHIVO - Un mural de la periodista asesinada de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, que fue baleada durante una incursión de fuerzas militares israelíes en Cisjordania, en un muro de la Ciudad de Gaza, el 15 de mayo de 2022. (AP Foto/Adel Hana, archivo) (ASSOCIATED PRESS)

La decisión de Israel de exonerarse de responsabilidad por la muerte a tiros de una veterana periodista de Al Jazeera fue criticada fuertemente el jueves por la prensa internacional, en lo que marca un empeoramiento del deterioro de las relaciones entre las fuerzas armadas y los reporteros que cubren en conflicto.

La Asociación de la Prensa Extranjera dijo que la conclusión de la investigación del ejército sobre la muerte de Shireen Abu Akleh “genera cuestionamientos grandes sobre las acciones de las fuerzas armadas ese día y dudas serias sobre su compromiso declarado de proteger a los periodistas en el futuro”.

Abu Akleh, una corresponsal televisiva palestino-estadounidense, recibió un balazo en la cabeza cuando cubría una operación israelí en la Cisjordania ocupada el 11 de mayo.

Israel dijo el lunes que había una “probabilidad alta” de que un soldado israelí hizo el disparo, pero dijo que el incidente fue un error durante un enfrentamiento a tiros con extremistas palestinos.

Las fuerzas armadas dijeron que no se iniciaría una investigación penal, lo que significa que ni el soldado ni sus comandantes enfrentarán castigo. El primer ministro Yair Lapid rechazó más adelante un llamado de Estados Unidos a que Israel revise sus controversiales políticas de uso de armas de fuego.

Varias investigaciones independientes, incluyendo una realizada por la AP en mayo, habían concluido que Abu Akleh muy probablemente había sido baleada por un soldado israelí y arrojaron dudas sobre la versión del incidente por las fuerzas armadas.

Los videos muestran a Abu Akleh y otros periodistas, todos con cascos y chalecos que claramente les identificaban como tales, caminando lentamente por una calle, a la vista de una caravana militar, durante varios minutos de calma antes de que comenzasen los disparos.

Las fuerzas armadas no han proveído evidencia alguna de que pistoleros palestinos dispararon contras los periodistas ni de que había extremistas cerca cuando ella fue baleada.