Premier polaco tratará crisis fronteriza en Europa

·3  min de lectura

VARSOVIA (AP) — El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki planea realizar una serie de conversaciones en diferentes partes de Europa sobre la presión de migrantes en la frontera de la Unión Europa con Bielorrusia, una crisis que él prevé continuará.

El gobernante dijo que se reunirá el domingo con sus homólogos de Lituania, Letonia y Estonia, todos ellos miembros de la UE que igualmente han sido afectados por la presión de migrantes desde Bielorrusia. La semana próxima, Morawiecki viajará a otros países europeos que no identificó el sábado.

Morawiecki señaló en Facebook que la crisis fronteriza con Bielorrusia es una “situación geopolítica muy grave” y requiere un enorme esfuerzo diplomático, cuando muchos migrantes de Medio Oriente siguen en Bielorrusia y tratan de forzar su entrada a la UE a través de Polonia. El viernes por la noche, algunos migrantes lanzaron piedras y gas lacrimógeno contra los agentes fronterizos y de la policía, de acuerdo con la Guardia Fronteriza polaca.

“Esto es por lo que inicié una gira a algunos países europeos para hablar sobre la crisis internacional provocada por las acciones de (el presidente bielorruso) Alexander Lukashenko”, indicó Morawiecki el sábado. “Desafortunadamente, existen numerosos indicios de que esta crisis geopolítica va a continuar por muchos meses, incluso años”.

La UE ha acusado a Lukashenko de usar a los migrantes como peones para desestabilizar el bloque en represalia por sus sanciones a su gobierno autoritario. Bielorrusia niega haber creado la crisis.

Polonia está forzando a los migrantes a regresar, argumentando que está protegiendo su frontera y la de toda Europa. El país ha recibido el respaldo de la UE, la OTAN y Estados Unidos.

Algunos migrantes han muerto en los bosques en la frontera. Otros han abandonado las esperanzas de llegar a Europa y fueron trasladados vía aérea de regreso a sus países esta semana.

Organizaciones humanitarias y la influyente Iglesia Católica de Polonia han estado presionando para que se les permita llevarles ayuda a los migrantes varados y grupos no gubernamentales polacos han organizado recaudaciones caritativas.

Centenares de personas con pancartas y mantas isotérmicas doradas y plateadas marcharon el sábado en Varsovia en apoyo a los migrantes. Sus pancartas decían “Damos la bienvenida a los refugiados, no al racismo”, y “Basta de crueldad, acepten a los refugiados”.

“Este es un acto de solidaridad con las personas que se encuentran varadas desde hace semanas en la trampa mortal entre Polonia y Bielorrusia”, sostuvieron los organizadores.

Cerca de la frontera con Bielorrusia, en Hajnowka, el grupo Madres a la Frontera efectuó una manifestación a favor de que se reciba a los migrantes y se brinde asistencia humanitaria, en especial a familias con niños que se encuentran en el bosque bajo temperaturas gélidas.

“El bosque no es lugar para los niños”, decían sus pancartas.

La agencia de la ONU para los refugiados señaló que alrededor de la mitad de los migrantes en una zona en la frontera entre Polonia y Bielorrusia eran mujeres y niños. Según informaciones, unos 2.000 migrantes se encontraban varados esta semana en ese lugar.

El ministro de Defensa de Polonia, Mariusz Blaszczak, consideró que la asistencia debería brindarse a los posibles migrantes en sus países de origen.

“No atraigamos a estas personas aquí, ayudémoslos en los lugares de donde provienen”, señaló Blaszczak.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.