Cuando me preguntan dónde yo nací, digo que en Cuba. Y si me preguntan en qué parte, digo Miami

·3  min de lectura
JORGE EBRO

Ulysses Díaz es un hombre que ama pelear. Combate lo mismo en artes marciales mixtas que a mano limpia o en un torneo de grappling. Cuando le preguntaron si quería ser parte de la Gran Noche de Boxeo Cubano 2 este 7 de mayo en el Hialeah Park, no lo pensó dos veces.

Díaz tiene 41 años, es un boxeador profesional veterano con 13 peleas profesionales en su récord de 12-1 (11 KO) que se remonta a su debut en enero de 2017, pero que lleva tiempo compitiendo en diversas modalidades y que últimamente ha tenido mucho impacto en el Bare Knuckle Fighting Championship.

Al igual que Jorge Masvidal y Luis Palomino, Díaz -que enfrenta al argentino Marino José Riva en el peso crucerop- forma parte de ese grupo de peleadores forjado en las calles de Miami, además de crecer junto con el cantante y empresario Pitbull. Así que más 305 no puede ser esta velada.

¿Por qué decides regresar al boxeo?

“Real mente, nunca me fui del boxeo. A mí me encantan los deportes de combate. Me encanta pelear, ya estamos en mayo y he peleado tres veces en el 2022. Me dieron oportunidad para pelear en la noche del boxeo cubano y vengo a representar la cultura, Miami’‘.

¿Qué significa para ti pelear en Hialeah?

“Cuando me preguntan dónde yo nací, digo que en Cuba. Y si me preguntan en qué parte de Cuba, digo en Miami. Hialeah es como una segunda Habana, así que es algo muy grande para mí pelear aquí delante de tantos cubanos que seguro vendrán este 7 de Mayo’‘.

Tu última pelea en Bare Knuckle levantó al público, porque ibas perdiendo.

“Gracias a Dios ganamos con un gran nocaut. Esa es de esas peleas donde aprendes mucho. Me tumbaron, me levanté y gané para mostrarles a todos que tengo un perro adentro. A mí me tienen que matar para dejarme acostado. No puedo ser de otra forma’‘.

¿Hay mucha diferencia entre el boxeo a mano limpia y este boxeo?

“Hay mucha diferencia. La diferencia más grande se advierte en el momento en que te tocan con un puño. Cuando haces los sparrings con los guantes puestos, eso es nada comparado a pelear con los nudillos. Nada. No podría describirlo, pero es muy diferente’‘.

Cuando termines esto, ¿qué esperas de Bare Knuckle?

“Espero, y ojalá que se de, pelear el 24 de Junio contra Mike Perry que sería una mega pelea para mí y para la empresa. Es un tipo que yo admiro como peleador, como peleador, como padre. Para mí sería una gran cosa subir al ring con él. Con la ayuda de Dios, el 24 de Junio estamos ahí. Eso está conversado y lo digo más para que se de’‘.

Y entonces, ¿cuál es el plan con el boxeo?

“Tengo un buen record, gente a mi alrededor que está bien conectada. Quiero seguir aumentando mi record y un sueño mío sería pelear en Las Vegas contra un buen nombre, con un dinerito bien puesto. Tengo 41 años y mi ventana de oportunidad es chica, se va cerrando. Haré lo máximo que pueda en el tiempo que me quede’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.