El preestreno de la película de Néstor, una fiesta 100% K, glamorosa y emotiva

Más destacado

"Gracias por los cantos, por la energía. Bienvenidos al estreno mundial de la película Néstor Kirchner, es hermoso tenerlos aquí. Paren la máquina de pensar, conecten la máquina de la emoción".

El periodista Carlos Polimeni fue el encargado de abrir anoche el acto de preestreno de la película sobre el ex presidente en el Luna Park. En el Día de la Militancia Peronista, no ahorró palabras para apelar a la emoción de los espectadores.

Lo escuchaban atentos el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, los ministros Florencio Randazzo (Interior y Transporte), Nilda Garré (Seguridad), Carlos Tomada (Trabajo), Débora Giorgi (Industria) y Alberto Sileoni (Educación); funcionarios, gobernadores, legisladores, referentes del kirchnerismo, intelectuales, periodistas, artistas y hasta el embajador de Uruguay en Buenos Aires, Guillermo Pomi.

Oscar Parrilli, Guillermo Moreno, Axel Kicillof, Martín Sabbatella, Mariano Recalde, Daniel Scioli, Gabriel Mariotto, Sergio Urribarri, Julián Domínguez, Agustín Rossi, Andrés Larroque, Carlos Kunkel, Juan Cabandie, Jorge Taiana, Estela de Carlotto, Ricardo Forster, Orlando Barone y Sandra Russo son sólo algunos de los invitados que ocuparon las primeras filas de asientos en el mítico estadio porteño.

En las tribunas estaban el resto del público y la militancia, los que más aplaudieron y cantaron durante el acto.

Después de que estallaran la marcha peronista y "Somos de la gloriosa Juventud Peronista, somos los herederos de Perón y de Evita / A pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos, ¡no nos han vencido!", Polimeni llamó a ir al cine.

"A la película le va a hacer falta que nosotros, que somos la mayoría, la respaldemos con nuestra presencia en los cines", dijo. El estreno comercial será este jueves, en 120 salas del país.

A continuación se presentaron Víctor Heredia, Lito Vitale y el joven Facundo Nolasco, cuya historia está retratada en el film.

Cuando tenía ocho años, Facundo le dio una carta a Néstor Kirchner y le pidió un violín. Poco después, el entonces presidente le hizo llegar uno que le había regalado el músico Miguel Ángel Estrella.

Cuando terminó la performance musical, Polimeni presentó al equipo que hizo la película. Hablaron Paula de Luque, la directora, y Fernando "El Chino" Navarro, uno de los productores.

El Chino agradeció "a quienes hicieron posible la película". En primer lugar mencionó a Máximo Kirchner, el hijo mayor del matrimonio presidencial, quien abre y cierra el film.

¿El resto de los citados en el agradecimiento? Emilio Pérsico, Abal Medina, Parrilli, Alfredo Scoccimarro, la familia Kirchner, la familia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la militancia, "todos".

Después, el diputado bonaerense y número dos del Movimiento Evita aclaró que la Presidenta "jamás interfirió ni preguntó" sobre la producción del largometraje. "Ya lo he dicho, pero lo repito porque algún medio miente", dijo.

Polimeni había adelantado que Cristina Kirchner estaría presente en el preestreno. Fue a través de un mensaje grabado el viernes, en El Calafate , en el que agradeció a Paula de Luque por el film. "Hay escenas impresionantes", sostuvo.

La Presidenta estaba sentada en el escritorio de Néstor, en su casa. "Está exactamente igual a como él lo dejó. Y seguirá así", dijo. Atrás se veían fotos del ex presidente con otros jefes de Estado, como Angela Merkel y Vladimir Putin, y una de George W. Bush en primer plano con Néstor clavándole la mirada a una corta distancia.

"Donde él es más él es en la escena de la nieve, empujando un auto siendo gobernador [de Santa Cruz], empujando lo que había que empujar", consideró Cristina.

Después del video se proyectó la película, que recorre la historia de Néstor Kirchner. La represión de 2001, su asunción como presidente , imágenes icónicas de los 60 y 70, el grupo Almendra, Luis Alberto Spinetta, Fidel Castro y el Che Guevara, el Cordobazo y el testimonio de la mamá de Néstor son las primeras imágenes.

El documental atraviesa el pago de la deuda externa, la historia de Facundo y su violín, la infancia y la adolescencia de los Kirchner en palabras de Alicia, el día que se bajó el cuadro de Jorge Rafael Videla de la ex ESMA, los reclamos de Abuelas de Plaza de Mayo en los 70, la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata , la presencia de Hugo Chávez, el casamiento de Néstor y Cristina, el nacimiento de Máximo, los años como intendente de Río Gallegos y como gobernador santacruceño.

El nacimiento de Florencia ("la luz de sus ojos", según Máximo), la asunción de Cristina como presidenta , el conflicto con el campo por la resolución 125, el voto no positivo de Julio Cobos, tapas del diario Clarín, "el mapa de medios" según Jorge Lanata, la sanción de la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual, los festejos del Bicentenario, la creación de la Unasur y la asunción como primer secretario .

La muerte de Néstor Kirchner no está contada explícitamente en la película, sino que se aborda a través del asesinato del joven militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra , el 20 de octubre de 2010, justo una semana antes de que muriera el ex presidente.

Inmediatamente, las escenas muestran a la Plaza de Mayo colmada el 27 de octubre, a personas en llanto, a jóvenes militantes. En off , la voz de Néstor invita a no tener miedo, a no dejar a la Presidenta sola.

Florencia, la hija menor de los Kirchner, no dio su testimonio en on para el film, aunque encabeza la lista de agradecimientos. Su hermano Máximo, en cambio, es el encargado de cerrarlo. Con una pregunta retórica, el heredero lanza, cual manifiesto, que "no cambiaría nada".

"¿Qué cambiaría para atrás? No cambiaría nada. ¿Hasta acá? Nada. Sí, nada". El plano se funde a negro y aparece una dedicatoria: "A las nuevas generaciones".

Cargando...