Precios de la viviendas en Miami-Dade alcanzan un nuevo máximo. Muchos no pueden comprar

·5  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Anthony Nunziata, vecino de Hollywood, empezó a buscar una casa en el sur de Florida para comprarla para su familia en julio de 2021. Tras nueve meses infructuosos, se da por vencido y busca otra vivienda de alquiler.

La historia de Nunziata, su esposa, Carolina Peñafiel, y su hijo, Santino Nunziata-Peñafiel es demasiado familiar para los habitantes de la zona que enfrentan lo que la alcaldesa de Miami-Dade llamó este mes una crisis de asequibilidad de la vivienda. Los expertos del sector inmobiliario y del mundo académico, así como los compradores de viviendas decepcionados, ya habían llegado a esa conclusión.

“El sueño americano me lo han vendido toda la vida y ya no existe”, dijo el trasplantado de Nueva York sobre la posibilidad de ser propietario de una vivienda. “A nadie le importa. Al gobierno local no le importa y al gobierno estatal [solo] le importa aprobar los proyectos de ley sobre la teoría critica de la raza y ‘no digas gay’”.

El precio de venta promedio de viviendas unifamiliares en Miami-Dade aumentó en marzo a un nuevo máximo, $540,000, por encima de los $536,000 en febrero y $491,250 de hace un año, según un informe de ventas de viviendas publicado el miércoles por la Miami Association of Realtors. Mientras tanto, el precio promedio de los condominios vendidos el mes pasado en Miami-Dade fue de $400,000, un gran salto en relación con los $305,000 en marzo de 2021.

En Broward, el precio de venta promedio de las casas unifamiliares fue aún más elevado: $545,000. Eso es un aumento sobre los $519,000 en febrero y los $445,000 hace un año. Los precios de los condominios también subieron a $238,500, respecto de $210,000 en marzo pasado.

Nancy Klock Corey, vicepresidenta regional de Coldwell Banker Realty, atribuyó el continuo aumento de los precios de la vivienda en la región a la llegada de personas de otras partes del país y del mundo.

“El sueño de mucha gente de todo el país es vivir en la Florida, especialmente en el sur de la Florida”, dijo. “Mi experiencia es que una vez que los compradores deciden que ya no les gustan los precios, entonces dejan de comprar”.

La asequibilidad de la vivienda ha sido durante mucho tiempo una preocupación para Corey debido a la lenta respuesta de Miami para implementar opciones de transporte público. Muchas personas carecen de transporte a los principales centros de negocios de la ciudad y no pueden permitirse vivir en las mismas comunidades en las que trabajan.

“Somos una ciudad que creció tan rápido que no hicimos un gran trabajo en el transporte masivo”, dijo. “Aunque tenemos algunos en marcha, no hemos tenido realmente la adaptación a esos sistemas que cabría esperar. Las propiedades más asequibles están alejadas del centro de los grandes núcleos”.

James Spann, profesor del Miami Dade College, ha trabajado como agente inmobiliario e hipotecario durante años y recuerda una época en que Miami tenía más espacio para construir viviendas. Cree que el rápido desarrollo de la ciudad ha creado una demanda de viviendas pero poco terreno para construirlas.

“Nuestro mercado seguirá llenándose, hasta que esté a punto de reventar”, dijo Spann. “Lo único que nos ha frenado un poco es la falta de inventario. Miami se está convirtiendo en la zona donde las cosas suben rápidamente. Hay necesidad de más viviendas residenciales [y] eso va a hacer subir el precio”.

En marzo, Miami-Dade tenía el equivalente a 1.7 meses de suministro de casas unifamiliares a la venta. En Broward era de apenas 1.1 meses. Normalmente, un mercado de la vivienda equilibrado tiene seis meses de inventario, dicen los expertos.

Como la Reserva Federal finalmente subió su tasa de interés de referencia el mes pasado por primera vez desde diciembre de 2018, los prestamistas a su vez aumentaron las tasas de las hipotecas a 30 años. Eso hizo que los pagos mensuales de la hipoteca fueran mayores para los nuevos compradores y probablemente agregó otro obstáculo para las personas que aspiran a comprar una casa. Pero un golpe en las tasas de interés demostró no ser rival para el sobrecalentado mercado inmobiliario del sur de la Florida.

Los posibles compradores cualificados pueden fijar una hipoteca a 30 años con una tasa de interés del 5%, según los datos más recientes de Freddie Mac. Hace un año, la tasa de interés del mismo préstamo hipotecario era del 3.44%.

Sofia Johan, profesora adjunta de Finanzas en la Universidad Atlántica de la Florida (FAU), dijo que las tasas de interés de las hipotecas siguen siendo lo suficientemente bajas como para que los compradores pidan dinero prestado para comprar casas.

“La gente espera que las tasas de interés suban”, dijo Johan. “La gente está empezando a darse cuenta de que a medida que las tasas de interés suben, si no fijan esas tasas hoy no saben lo que va a pasar dentro de un año o dos”.

La profesora de finanzas de la FAU cree que las personas infelices que buscan casa, como Nunziata, pueden esperar un punto de inflexión, aunque se desconoce cuándo.

“La oferta es tan baja que los precios se inflan gravemente. No tiene sentido para muchos compradores”, dijo Johan. “La cuestión es cuándo. No sabemos cuánto viento hay detrás de este impulso”.

Por ahora, Nunziata está buscando otra casa de alquiler para su familia. Duda en competir para comprar una de las muchas casas de Miami que siguen inflando su precio sin un final claro a la vista.

Nunziata es vicepresidente de gestión y desarrollo de activos de un fondo de inversión inmobiliaria de propiedad familiar. Peñafiel tiene un empleo de tiempo parcial transportando turistas en Miami Beach. Nunziata se bajó el sueldo al trasladarse en 2020 al sur de la Florida, donde gana $100,000 al año, con hasta $25,000 más en primas. Aunque gana tres veces el salario promedio de Miami-Dade, no puede permitirse el tipo de casa que quiere para su familia.

“Estamos alquilando y me mantengo alerta por si acaso”, dijo. “Con la forma en que se mueve el mercado, si aparece una verdadera oferta, voy a ser una de las 60 personas que compitan por ella”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.