Precios de alimentos impulsan la inflación en Argentina

Associated Press
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 12 de junio de 2020, un cuchillo descansa junto a cortes de carne en la carnicería de Don Julio, en medio de la nueva pandemia de coronavirus, en Buenos Aires, Argentina. El gobierno del país sudamericano y los productores de carne de res acordaron el lunes 25 de enero de 2021 bajar los precios en un 3% para combatir la caída en el consumo de carne de res atribuida al impacto económico de la pandemia de COVID-19. (AP Foto/Victor R. Caivano, Archivo)

BUENOS AIRES (AP) — Mientras el gobierno argentino promueve un acuerdo con sindicatos y empresarios para contener la inflación, los aumentos de precios de alimentos, en especial la carne, presionaron sobre el costo de vida en el primer mes de 2021.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reportó el jueves una inflación de 4% en enero. Si se compara con el mismo mes de 2020, el índice de precios creció 38,5%.

Según el reporte oficial, el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas (alzas promedio de 4,8%) fue el de mayor incidencia en todas las regiones relevadas “producto principalmente de las subas observadas en carnes y derivados, frutas y aceites, grasas y manteca”.

También tuvo incidencia el rubro comunicaciones (15,1%) a causa de los ajustes en las tarifas de los servicios de telefonía e internet y el de transporte (4,6%) por el alza de combustibles.

Argentina es el país con más inflación en la región después de Venezuela.

El freno a la actividad económica por la pandemia de coronavirus mantuvo bajo ralla la inflación en gran parte de 2020, pero en los últimos meses volvió a recalentarse debido, entre otras causas, a una fuerte emisión de moneda para hacer frente a los programas de ayuda social durante la extensa cuarentena.

El gobierno, no obstante, apuntó contra sectores empresarios del rubro de alimentos, como frigoríficos, porque entiende que prefieren destinar la mayoría de su producción a la exportación, lo cual influye sobre los precios del mercado interno.

Temiendo que el alza del costo de vida tenga un impacto negativo sobre la popularidad del gobierno en las elecciones legislativas previstas para octubre, el presidente peronista Alberto Fernández convocó a sindicalistas y empresarios a buscar un acuerdo que permita poner freno a la inflación.

“Yo necesito que ellos (los empresarios) exporten porque necesito dólares que entren, pero lo que no pueden es trasladar a los argentinos los precios internacionales porque no producen en precios internacionales”, afirmó el mandatario en una entrevista el último fin de semana. “Les estoy diciendo públicamente que no puedo dejar que esto siga pasando”.

En lo que respecta a sindicatos, el gobierno aspira a que las demandas por mejoras salariales estén dentro de un porcentaje que les permita a los empresarios tener rentabilidad y no trasladar el costo laboral a los precios.