El precio de la soja volvió a subir con fuerza en la Bolsa de Chicago

Dante Rofi
·5  min de lectura
Luego de subir más de 12 dólares durante la rueda, el cierre reflejó alzas en torno de los 8 dólates por tonelada
Fuente: Archivo

Instalados ya hace meses en el nivel más alto desde mediados de 2014, los precios de la soja subieron con fuerza hoy en la Bolsa de Chicago, donde luego de operar con ganancias mayores a los 12 dólares por toneladas, las posiciones más cercanas cerraron la jornada con alzas que rondaron los 8 dólares. La escasez que se registra en Estados Unidos, donde un acelerado ritmo de ventas externas, particularmente hacia China, se encamina a agotar las reservas domésticas, y las contingencias de la producción en Sudamérica continúan siendo los principales fundamentos de una tendencia positiva que comenzó en agosto último, cuando el grano grueso se cotizaba en torno de los 320 dólares por toneladas, lejos de los 517 dólares actuales.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron subas de 8,18 y de 7,72 dólares sobre las posiciones marzo y mayo de la soja, que pasaron de 508,44 a 516,62 y de 509,82 a 517,54 dólares por tonelada.

"Estas subas que vemos hoy se dan en un mercado que estuvo lateralizado -ligeras oscilaciones- durante dos semanas buscando soportes, pero que de ninguna manera contaba con fundamentos de corto o de mediano plazo que dieran lugar a un cambio de tendencia desde la firmeza vista hasta acá, porque tenés fundamentos muy fuertes como la debilidad internacional del dólar, la preocupación por las lluvias en Brasil, que ahora acentúan la demora de la cosecha y que ponen en riesgo la calidad del grano, y un febrero en la Argentina que se volvió irregular en cuanto a las lluvias y con altas temperaturas", dijo a LA NACION Delfín Morgan, de la firma corredora Morgan, García Mansilla y Cía. SA.

El especialista agregó como dato relevante a los factores descriptos el panorama que se vislumbra para la nueva campaña sojera en los Estados Unidos. "En su Foro Anual el USDA proyectó una intención de siembra de soja 2021/2022 en alza, pero todavía no sabemos cómo se va a sembrar, con qué clima. Entonces, tenemos allí una escasez de soja por un buen ritmo de ventas y un gran factor de incertidumbre que es el clima. En estos mercados la incertidumbre es fundamento de sostén para los precios. Por eso, hoy algunos analistas estadounidenses que hablan de niveles de soporte para la soja que arrancan en 515 dólares, pero con otros más optimistas que apuntan a 580 dólares por tonelada", explicó. Y añadió: "Mantenemos fundamentos claros para que el mercado internacional de soja siga firme".

Hidrovía: qué esperan en el campo de una nueva licitación

Entre el jueves y el viernes de la semana pasada el USDA brindó sus primeras proyecciones sobre la campaña 2021/2022 en los Estados Unidos y pronosticó las siguientes variables para la soja respecto de las vigentes en el actual ciclo 2020/2021, que dejan en claro que la estrechez entre la oferta y la demanda se prolongaría:

El stock inicial cae de 14,29 a 3,27 millones de toneladas.La siembra aumenta de 33,63 a 36,42 millones de hectáreas.El rinde promedio ponderado pasa de 33,76 a 34,16 quintales por hectárea.La producción crece de 112,54 a 123,15 millones de toneladas.Las exportaciones bajan de 61,24 a 59,88 millones de toneladas.Las existencias finales suben de 3,27 a 3,95 millones de toneladas.

Para Adrián Seltzer, operador de la corredora Granar SA, las casi dos semanas que zonas agrícolas argentinas sobrellevan sin lluvias importantes son un factor de peso en la tónica alcista que resurge hoy en Chicago. "Tanto la ausencia de precipitaciones en nuestro país como la demora en la cosecha de Brasil, que atrasa embarques, acentúan la presión sobre las delgadas existencias estadounidenses y le recuerdan al mercado que falta soja para hacer frente a la demanda", destacó el especialista.

Ayer, la consultora AgRural relevó el avance de la cosecha de soja de Brasil sobre el 15% del área apta, por debajo del 31% de igual momento de 2020. "A pesar del avance más rápido observado en las dos últimas semanas, el progreso actual representa la tasa más baja para mediados de febrero en diez años, lo que repercute en la logística y en las exportaciones", dijo la consultora en un comunicado reproducido por la agencia Reuters.

"Como factor de sostén adicional para el mercado de soja, el productor argentino se encuentra en líneas generales desendeudado y, por ende, considero poco probable un aluvión de ventas en plena cosecha. De hecho, si miramos las cifras oficiales, al 10 del actual las ventas de soja a precio sumaban solo 3,4 millones de toneladas, menos de la mitad de los 7,8 millones de igual momento del año pasado. Entonces, no solo la producción argentina potencialmente será inferior, sino que, además, es probable que no vaya rápidamente al circuito comercial", advirtió Seltzer.

En el Matba Rofex las posiciones marzo y mayo de la soja terminaron la jornada con mejoras de 2 y de 2,10 dólares, luego de variar de 324,50 a 326,50 y de 325,40 a 327,50 dólares por tonelada.

En la plaza física las fábricas elevaron hoy sus propuestas de 29.180 a 29.480 pesos por tonelada de la soja con descarga inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, un valor que se mantuvo abajo de los 30.942 pesos calculados por la Bolsa de Comercio de Rosario como capacidad de pago de la industria aceitera exportadora.