El precio de la soja volvió a cerrar en alza en la Bolsa de Chicago

Dante Rofi

Por segunda rueda consecutiva, los precios de la soja cerraron en alza hoy en la Bolsa de Chicago, donde los persistentes rumores de nuevas compras chinas mejoraron el ánimo de los fondos de inversión especuladores que, tímidamente, ponen unas fichas a la demanda y otras al clima en el inicio de la campaña 2020/2021.

Las pizarras del mercado reflejaron alzas de US$2,57 y de 2,30 sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 315,08 y de 315,63 dólares por tonelada.

En paralelo con el arranque de los negocios, el USDA confirmó hoy una venta de soja estadounidense por 186.000 toneladas, de las cuales 66.000 toneladas correspondieron al ciclo comercial 2019/2020 y el resto a la nueva campaña. Pese a que el organismo relevó la operación para entrega en "destinos desconocidos", el mercado asumió que el destino será China.

La tónica positiva de la soja fue apuntalada por una nueva apreciación del real frente al dólar (la paridad pasó de 5,2058 a 5,0697), que sigue erosionando la competitividad de las exportaciones brasileñas y que pone un signo de interrogación sobre la intención de siembra 2020/2021, que se preveía en alza.

Pero hubo otros dos factores que también pesaron en el mercado. El primero, agronómico. La rápida siembra de maíz estadounidense, que ya superó el 95%, le quita presión a la soja, dado que las chances de que tierras originalmente pensadas para el cereal pasen a la oleaginosa son prácticamente nulas. Y el segundo, político. En medio de las multitudinarias manifestaciones por el asesinato de George Floyd, la cuenta en Twitter del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lleva más de dos días sin mencionar a China. Eso es un alivio para los operadores, a ambos lados de las trincheras de la guerra comercial todavía vigente.

Repuntó el trigo

Tras dos ruedas bajistas consecutivas, el trigo se negoció en alza hoy en los Estados Unidos, en parte por la recompra de contratos de los fondos de inversión, pero también por la firmeza de la moneda de Rusia frente al dólar, que le quita competitividad al principal exportador global del grano fino.

Al cierre de los negocios, la posición julio del trigo en Chicago y en Kansas sumó US$1,47 y 2,57, en tanto que su ajuste fue de 188,13 y de 168,19 dólares por tonelada, respectivamente.

El maíz no logró contagiarse de la tónica alcista de la soja y del trigo. Las pizarras de Chicago mostraron una baja de US$0,10 sobre la posición julio del cereal, que cerró la rueda con un ajuste de 127,55 dólares por tonelada, mientras que el contrato septiembre quedó sin variantes, en 129,32 dólares.

Sin compras chinas y con perspectivas productivas positivas en los Estados Unidos, el maíz necesitará algo más que un par de semanas con tiempo caluroso y seco sobre el medio oeste para ubicarse con comodidad arriba de los 130 dólares por tonelada. Claro que durante el "mercado climático" todo puede pasar, sólo hay que estar atentos para capitalizar los movimientos súbitos que los fondos especuladores en algún momento generarán.

Mercado doméstico

La soja argentina tuvo hoy un muy leve repunte en la plaza física, donde las fábricas ofrecieron 15.100 pesos por tonelada disponible para las terminales del Gran Rosario, que fueron equivalentes a 220 dólares y que quedaron $100 arriba de la propuesta vigente ayer. En su comentario diario la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que "un comprador no tradicional ofreció 222 dólares por tonelada para soja con entrega antes del 7 del actual".

"Durante la rueda se comercializaron unas 50.000 toneladas de mercadería a remitir y se les puso precio a cerca de 100.000 toneladas que estaban entregadas bajo la modalidad a fijar", contó a LA NACION una fuente del sector comercial.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las propuestas de los exportadores crecieron de 220 a 222 dólares por tonelada disponible de soja.

En el Matba Rofex las posiciones julio y noviembre de soja sumaron US$1,40 y 1,50, tras cerrar con ajustes de 224 y de 230 dólares por tonelada.

Acerca del maíz, los exportadores elevaron de 130 a 135 dólares por tonelada sus ofertas por grano con entrega hasta el 17 del actual sobre Bahía Blanca y Necochea, mientras que para el Gran Rosario la propuesta de la demanda creció de 8000 a 8100 pesos, que resultaron equivalentes a 118 dólares. En operaciones con entrega contractual (dentro de los 30 días) los interesados convalidaron hasta 120 dólares.

En el Matba Rofex los contratos julio y septiembre del maíz subieron US$1,40 y 1,50, en tanto que sus ajustes resultaron de 127,55 y de 129,32 dólares por tonelada.

En cuanto al trigo, el interés por grano disponible se mantuvo en el Gran Rosario y en Necochea, donde los exportadores volvieron a ofrecer 180 y 183 dólares por tonelada, respectivamente.

El trigo de la nueva cosecha, para las entregas en enero, se cotizó a 170 dólares por tonelada para Bahía Blanca, con una mejora de US$5, y a 165 dólares para el Gran Rosario y para Necochea, sin cambios.

Con mejoras de US$0,20 cerraron las posiciones julio y diciembre del trigo en el Matba Rofex, donde los ajustes resultaron de 186,70 y de 163,70 dólares por tonelada, respectivamente.