El precio de la gasolina y diésel vuelve a subir: así está a 5 de enero

Una persona echa gasolina en su coche
Una persona echa gasolina en su coche

Una persona echa gasolina en su coche

El precio medio de los carburantes en España rompe su reciente tendencia a la baja y vuelve a subir esta semana, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. En concreto, el litro de gasolina se ha situado esta semana en los 1,583 euros, un 1,15% más con respecto a la pasada semana. Por su parte, el litro de diésel se ubica en los 1,66 euros, un 1,03% por encima que hace siete días.

En cuanto a la diferencia de precio entre ambos carburantes, la misma se mantiene esta semana en torno a los ocho céntimos, siendo superior el coste del diésel que el de la gasolina.

De esta forma, la gasolina registra su primer encarecimiento en España desde mediados de noviembre. En el caso del diésel, no se producían subidas desde finales de octubre.

Este incremento en los precios se produce justo después de que se haya eliminado la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante que se aplicaba de forma generalizada para todos los consumidores. La misma solo se mantiene para el colectivo de profesionales, que incluye a transportistas, agricultores, navieras y pescadores.

En cualquier caso, los dos carburantes se mantienen lejos de los máximos que tocaron el pasado verano, cuando en julio de 2022 la gasolina alcanzó los 2,141 euros y el diésel los 2,1 euros.

El diésel es un 23,88% más caro que hace un año

En comparación con la misma semana de 2022, el precio del litro de gasolina es un 6,95% más caro que hace un año, mientras que el del diésel es un 23,88% superior.

No obstante, pese a esta subida, tanto la gasolina como el diésel continúan por debajo del importe que marcaban (1,818 euros en el caso del primero y 1,837 euros para el segundo) antes de que entrará en vigor esa ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a finales de marzo de 2022 y que llegó a su fin el pasado 31 de diciembre.

El precio de los carburantes, tal y como recoge Europa Press, depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. Además, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de los carburantes, sino que lo hace con un decalaje temporal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR