“La precariedad está de moda”: 1 millón de trabajadores en la industria del vestido padecen abusos laborales

·5  min de lectura
“La precariedad está de moda”: 1 millón de trabajadores en la industria del vestido padecen abusos laborales
“La precariedad está de moda”: 1 millón de trabajadores en la industria del vestido padecen abusos laborales

En México, poco más de 1 millón de personas que trabajan en la industria de la moda –en la producción y venta de ropa, calzado y accesorios– padecen abusos laborales que incluyen bajos salarios, subcontratación y falta de acceso a prestaciones sociales, aun cuando se trata de uno de los sectores económicos que más riqueza generan en el país y el mundo.

El Censo Económico de 2019 señalaba que en a México había 1 millón 948 personas ocupadas en la industria de la moda, cifra que subió a 2 millones 821 mil según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2021 del Inegi

A partir de la revisión de las cifras oficiales, la organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza determinó que 389 mil personas laboran sin salario fijo, y 629 mil trabajan subcontratadas por otra razón social, en el esquema conocido como outsourcing abusivo.

El 98% de quienes no tienen un salario fijo trabaja en pequeños talleres caseros y pequeños comercios, mientras que el outsourcing es un padecimiento especialmente generalizado en “empresas grandes, supermercados y tiendas departamentales reconocidas por su gran rentabilidad”, muchas de las cuales presumen ser “empresas socialmente responsables”.

El informe “La precariedad laboral está de moda”, que fue presentado la mañana de este 24 de mayo por Rogelio Hernández Hermosillo, director de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, señala que el modelo de subcontratación permite a las empresas evadir el reparto de utilidades, reducir el pago de cotizaciones al IMSS y al Infonavit, y no reconocer la antigüedad de sus trabajadores.

La organización advirtió que el modelo del outsourcing se agravó en la industria de la moda al paso de los años. Por ejemplo, mientras que en 2003 había 119 mil personas subcontratadas en otra razón social (el 7% de todo el personal ocupado), la cifra pasó a 525 mil personas subcontratadas (el 30%), y a 629 mil en la actualidad (el 32%).

El reporte precisa que 791 mil trabajadores de la industria de la moda carecen de contrato estable (laboran con contratos temporales o sin contrato). En la actualidad, la mayoría de ellos trabajan en condiciones que violan las normas del derecho al trabajo digno, lo que convierte a sus centros de trabajo en “fábricas de pobreza”.

Dos tercios de la población ocupada carecen de ingresos suficientes para superar el umbral de la línea de pobreza, pues perciben menos del costo de dos canastas básicas, lo que, en los hechos, significa que esos trabajadores no pueden mantenerse a sí mismos y a otra persona.

“No es normal que la mayor parte de las personas trabajen y vivan en pobreza, porque su ingreso laboral no es suficiente ni para adquirir la canasta básica para una familia de dos personas (ellas mismas y una más), y también porque trabajan pero carecen de afiliación al seguro social y por ende de acceso a salud, estancias infantiles, ahorro para el retiro y demás protecciones de la seguridad social. Su trabajo se convierte en fábrica de pobreza”, advierte el estudio.

Los trabajadores de la industria de la moda tienen prohibido organizarse para defenderse.

El informe indica que el sistema de abusos laborales afecta especialmente a las mujeres. De todas las personas trabajadoras en este sector económico, según datos de 2019, 1 millón 87 mil –más de la mitad­– son mujeres.
De esa cifra, 253 mil mujeres tienen trabajos sin remuneración fija y 329 mil están subcontratadas por otra razón social.

Leer más | 39.4% de la población vive en pobreza laboral por la pandemia; CDMX y QRoo, los más afectados

Vestirse de dignidad

Los trabajadores de la industria de la moda no solo son víctimas de abusos laborales, sino que además, en los hechos, tienen prohibido organizarse para defenderse.

El documento indica que el 94% de los trabajadores asalariados carecen de organización para la contratación colectiva, la negociación de las condiciones laborales y la defensa de sus derechos.

Además, 475 mil personas están subocupadas, es decir, trabajan menos horas de la jornada laboral normal, no porque no quieran, sino porque no consiguen trabajos a tiempo completo.

En contraste, 823 mil trabajadores laboran jornadas excesivas con más de 48 horas a la semana. De ese total, 343 mil trabajan más de 56 horas a la semana.

Nada de ese arduo trabajo, sin embargo, garantiza un ingreso laboral suficiente, a pesar de que la de la moda es una industria muy rentable.

En México, según datos de 2019, el sector registró una producción bruta total de 836 mil millones de pesos, lo que representa el 3.8% de la producción bruta total nacional. En este indicador, tuvo una producción superior al sector de hoteles y restaurantes y al de la construcción.

La industria de la moda también tuvo ingresos totales por 2.1 billones de pesos, que significa el 6.1% de los ingresos totales nacionales, cifra superior a lo obtenido por el sector minero, el de hoteles y restaurantes, y el de la construcción.

Rogelio Gómez Hermosillo contrastó que las condiciones económicas de las empresas sí dan para elevar el nivel de vida de sus trabajadores, tomando en cuenta dichas cifras de ganancias.

Precisó que, en la industria de la moda, todas las remuneraciones, tanto las de los trabajadores como de los administrativos y los directivos, representan el 5% del gasto de las compañías, mientras que las erogaciones en publicidad cuestan 6 veces más.

El investigador enlistó una serie de medidas que serán negociadas con empleadores y autoridades laborales, como garantizar que el salario mínimo mensual que perciban los trabajadores sea de, al menos, 8 mil 100 pesos; verificar la erradicación de la subcontratación abusiva; garantizar el pago inmediato de grandes y medianas empresas a proveedores de micro y pequeñas empresas; abolir el trabajo infantil o en condiciones de esclavitud, e incluir medidas de inclusión económica sin discriminación para jóvenes y mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo “La precariedad está de moda”: 1 millón de trabajadores en la industria del vestido padecen abusos laborales apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.