Precandidato del PAN en NL rechaza alianza con "El Bronco"

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- El precandidato del PAN a la gubernatura de Nuevo León, Víctor Fuentes Solís, rechazó que funcionarios del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón vayan a ser candidatos a diputados y alcaldes por su partido, pues consideró que los votos que se puedan ganar por el "acarreo" de "El Bronco" los perderían entre los votantes conscientes que sufragan por el blanquiazul.

Fuentes Solís evaluó que "si la alianza con 'El Bronco' corresponde a la evaluación que tiene (el mandatario) en Nuevo León, el PAN se daría cuenta que sería inviable, inadmisible, inoportuna y todo lo que podríamos agregar a una alianza con un gobernador de ese perfil, con esas características y con esa calidad".

El precandidato panista emitió su posicionamiento en reacción al registro de varios funcionarios del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón como precandidatos por el PAN, como resultado de un supuesto acuerdo con la dirigencia panista para que "El Bronco" apoye al candidato del PAN a la gubernatura, que sería Fernando Larrazábal Bretón.

Entre los funcionarios registrados como precandidatos panistas están el director del Instituto Estatal de Movilidad y Accesibilidad, Noé Chávez Montemayor, para la alcaldía de Juárez, y la coordinadora del programa Aliados Contigo, Karen Elizabeth Chávez, para diputada local por el distrito 20 de García.

Si el interés prevaleciente del PAN es ganar las elecciones, "mi partido estaría en un grave error de cálculo porque los votos que pudiéramos ganar por el acarreo del Bronco los vamos a perder mínimamente, si no es que bastante más, en el voto de la gente consciente, que reflexiona su voto", advirtió Fuentes Solís.

Previó que al votante tradicional panista le resultaría inadmisible e inaceptable hacer una alianza con 'El Bronco', a quien calificó como "el peor gobernador del país".

"(Es) el peor evaluado y no es casual ni gratuito; se lo ha ganado a pulso. Si van a cualquier colonia y preguntan a la gente qué opinión tienen, se van a dar cuenta con quién estamos pretendiendo hacer una alianza o coalición", comentó.

Consideró que, si se confirma el acuerdo con Rodríguez Calderón, los dirigentes del blanquiazul estarían cayendo en un error de cálculo, pues una cosa son los números por sí mismos y otra es la calidad de los votos.

"Pudiese ser que fuese atractivo en números una alianza con estas condiciones, pero en la calidad es altamente destructiva. El decir que un partido que históricamente ha enarbolado principios democráticos, de rendición de cuentas, de transparencia, busque aliarse con quien representa contrariamente lo distinto... porque 'El Bronco' es todo, menos transparente", dijo.

Recordó que hoy todavía muchos panistas y ciudadanos de Nuevo León tienen cuestionamientos sobre El Cobijagate, como se bautizó a la compra de 200 mil cobertores al triple de su valor, y la adquisición de un dron de 54 millones de pesos para vigilancia de seguridad que tuvo que ser devuelto al proveedor para evitar que continuara una investigación de la Fiscalía Anticorrupción contra varios funcionarios estatales.

El precandidato a gobernador insistió en que en una alianza con Rodríguez Calderón "el PAN tiene mucho más que perder", pero dijo que aún hay espacio y tiempo para reflexionar porque esto no se finiquita hasta que queden constitucionalmente firmes las candidaturas de los allegados a El Bronco.

Señaló que el 10 de enero, cuando los 13 mil 300 militantes del blanquiazul elegirán candidatos, será una prueba de fuego en la que se decidirá si el PAN quiere o no ser la alternativa democrática de los nuevoleoneses.

Será un momento muy importante en el que los panistas hagan un ejercicio de responsabilidad y conciencia, dijo Fuentes Solís, por lo que espera que "al emitir su voto en la individualidad de la urna recuerden los motivos de por qué están en el PAN".