PRD pide garantizar seguridad en elecciones del 6 de junio

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Luego de que el estudio de la consultora Etellekt sobre el inicio del proceso electoral 2020-2021 diera a conocer que se contabilizan dos asesinatos políticos cada semana, lo que en total suma 238 agresiones y 218 víctimas (166 hombres y 52 mujeres), de las cuales 61 fueron asesinadas (53 hombres y 8 mujeres), Adriana Díaz Contreras, secretaria general del PRD, pidió al Gobierno Federal garantizar seguridad en las elecciones del 6 de junio.

La secretaria general del PRD indicó que la violencia política obligó al gobierno federal a proponer el 4 de marzo una estrategia de seguridad para las y los políticos, sean o no candidatos y candidatas, sin embargo, esta no ha funcionado según los datos mostrados, además, menciona que la violencia política no se reduce a la acción de bandas criminales, ya que también es generada desde el Palacio Nacional.

La líder izquierdista consideró que existe un tipo de violencia política institucional que se expresa con la persecución desatada contra sus opositores haciendo uso arbitrario de las instituciones, el deliberado uso electoral de los recursos públicos con los cuales el titular del poder ejecutivo comanda desde Palacio Nacional las estructuras de los Servidores de la Nación, las transferencias monetarias de los programas sociales, el uso político de la vacuna contra la Covid 19 y la promoción del voto de Morena.

Sumado a esto los ataques en contra del Instituto Nacional Electoral y la institucionalización del discurso de odio y división que se emite sistemáticamente en las conferencias presidenciales, lo que, considero la líder, estimula la actitud criminal de los delincuentes para realizar sus fechorías.

Por ello, Díaz Contreras pidió que si el gobierno actual no está actuando con perversidad atizando la violencia política para sacar provecho de la misma, está obligado a pararla y a garantizar elecciones pacíficas el próximo 6 de junio.

La líder izquierdista subrayó que el gobierno federal tiene todos los elementos institucionales y legales para detener la violencia política, ya que esta violencia genera un escenario de alto riesgo para la realización de las elecciones más grandes de la historia política mexicana.

Díaz Contreras subrayó que el gobierno federal debe establecer un compromiso enfático con el poder judicial y el legislativo, con los partidos políticos, con el pueblo de México y con las organizaciones sociales y civiles para realizar el máximo esfuerzo que permita crear un clima de seguridad y de paz para garantizar la integridad física y la protección de sus bienes de todos los que participen en el proceso electoral del 6 de junio.

Para finalizar, propuso a todos los poderes del Estado y a todas las fuerzas políticas y sociales de México pactar un Compromiso por la Paz, la Democracia y la Legalidad, que garantice elecciones limpias, sin violencia, creíbles y cuyos resultados sean acatados por todos.