PRD exige implementar estrategia para el desecho de cubrebocas

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 12 (EL UNIVERSAL).- El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados exigió a los gobiernos, Federal y locales, que generen una estrategia de concientización para el desecho de los cubrebocas, tanto para impedir que sean un foco de infección como para evitar la contaminación exponencial del medio ambiente.

Al respecto, la diputada federal Mónica Almeida, señaló: "El Covid-19 ha tenido y tendrá efectos catastróficos a nivel social, ambiental y por supuesto económico, por ello debemos aprender a convivir con este, sin que sea letal para nosotros y la naturaleza, es urgente generar una estrategia de concientización en el desecho de los cubrebocas para impedir que sigamos contaminando el medioambiente, es nuestra responsabilidad".

Detalló que las grandes cantidades de residuos de equipos personales de protección (Repp) generadas en el país el año pasado fue de tan sólo 32 toneladas de residuos solo de pacientes de Covid-19 provenientes de hospitales, sin contar la generada en hogares y los desechados en vía pública, por lo cual estas grandes cantidades están siendo un riesgo para la flora y fauna del planeta.

A este problema de generación de residuos, se suma la gestión que realizan los gobiernos locales, siendo que al menos el 16% de los residuos huérfanos no son recolectados y la mayor parte de los sitios de disposición final son tiraderos o basureros a cielo abierto. Sólo 3.7% de los mil sitios de disposición final de residuos cumplen con la NOM-083- Semarnat-2003, según la propia Semarnat (2020).

Por otro lado hace un llamado a todos los mexicanos para cambiar los hábitos de vida, para reducir las probabilidades de que se generen pandemias más peligrosas en el futuro debido al estilo de vida que hoy se lleva.

"Debemos transformar nuestra relación con el medio ambiente, cambiar el consumo insostenible de los recursos que nos está llevando a un cambio climático sin precedentes, con pérdidas irreparables y evitemos generar las condiciones para que virus más letales existan, si no lo hacemos, sólo quedan dos escenarios o la naturaleza nos extermina o nosotros a ella, de ser la segunda tarde o temprano nos extinguiremos", indicó.

De acuerdo con un reporte generado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), la voraz expansión de la actividad humana multiplica las probabilidades de que emerjan enfermedades potencialmente pandémicas, esto debido a que los humanos interactúan con zonas poco conocidas.

La deforestación, los asentamientos humanos en hábitats de fauna silvestre, la producción agrícola y ganadera y la demoledora urbanización han provocado que desde 1960 haya surgido un 30% más de enfermedades infecciosas y con posibilidad de convertirse en pandémicas.