Le practicaron por error una vasectomía a un nene de cuatro años en lugar de operarlo de una hernia

·3  min de lectura
Una cirugía errónea a un chico le cambió su vida
Una cirugía errónea a un chico le cambió su vida - Créditos: @getty

Un niño de cuatro años, del cual no se reveló su identidad, atravesó una pesadilla médica en los Estados Unidos. Todo comenzó cuando la familia decidió ponerle fin a una dolencia que tenía por una hernia en la zona de la ingle, ubicada en la parte superior de los muslos y que conecta la zona baja del abdomen. Al empezar los tratamientos de rutina, se decidió que el paciente en cuestión se sometiera a una cirugía, pero el procedimiento y el resultado fue completamente distinto e impensado.

Los encargados de darle una solución al chico tomaron un camino equivocado y le sumaron un problema más: el cirujano le realizó una vasectomía y procedió a cortarle una de las trompas, que su función principal es transportar el esperma. De acuerdo a los nuevos análisis médicos, una de las principales consecuencias que afrontará a futuro es someterse nuevamente a una intervención para poder tener hijos o caso contrario, enfrentar la infertilidad de por vida.

Se le cayó el celular al agua y la ingeniosa manera en la que lo solucionó sorprendió a todos

Producto del caso de mala praxis, la familia del niño tomó rápidamente cartas en el asunto y demandó a los profesionales que estuvieron a cargo del procedimiento, en Texas. “Uno espera que sucedan cosas en la vida, pero no innecesariamente en manos de un cirujano, que simplemente cortó la parte incorrecta de la anatomía”, comentó el abogado Randy Sorrels al sitio Fox4News.

La fachada del Hospital de Texas donde ocurrió el caso del niño
La fachada del Hospital de Texas donde ocurrió el caso del niño


La fachada del Hospital de Texas donde ocurrió el caso del niño

Y agregó sobre el accionar del profesional, que le causó un severo daño al niño: “Creemos que el cirujano cortó accidentalmente el conducto deferente, uno de los conductos que transporta el semen reproductivo. Podría afectar a este joven por el resto de su vida”.

En esa misma línea, Sorrels fue categórico con el personal del hospital que, erróneamente, no solucionó el problema de su hernia, sino que le complicó una parte sensible de su órgano reproductivo: “Antes de que un médico seccione o corte cualquier parte de la anatomía, se supone que debe identificar positivamente cuál es esa anatomía y luego proceder. Aquí, el médico no identificó con precisión la anatomía que necesitaba ser cortada. Desafortunadamente, cortó sus conductos deferentes. Eso no se supo hasta que fue enviado a patología”.

Su hijo se burló del calzado de un compañero porque no era de marca y le dio una “lección de vida”

Este hecho lamentable sucedió en 2021 y con el correr de los meses, la causa judicial comenzó a avanzar para esclarecer los hechos que llevaron al médico a tomar un camino completamente opuesto al indicado. El letrado también manifestó que el avance de la tecnología podría jugarle a favor al niño para que en un futuro pueda formar una familia, sin embargo debería someterse nuevamente a un proceso invasivo en su cuerpo.

Encontró a un chico con una bicicleta en mal estado y su gesto conmovió a su familia

“La mayor preocupación de la familia es cómo esto podría afectar a su hijo físicamente, en la capacidad de tener hijos en el futuro y emocionalmente”, completó el jurista. En paralelo, un portavoz oficial del centro médico dio una escueta declaración al respecto que se sumó a las pruebas del hecho: “La principal prioridad del Texas Children’s Hospital es la salud y el bienestar de nuestro paciente. Debido a los requisitos de privacidad del paciente, no podemos comentar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.