Prórroga del material bélico en Bolivia: el Gobierno habla de “encubrimiento” y de un trámite “poco transparente”

·3  min de lectura
En el Gobierno señalaron que el trámite de prórroga entre la Gendarmería y la Anmac se hizo “de forma poco transparente” y “llamativamente sin copia al Ministerio”
gentileza

El Gobierno asegura que las autoridades políticas del Ministerio de Seguridad y de Justicia de la gestión de Alberto Fernández no estuvieron al tanto del trámite para extender, en dos oportunidades, la autorización temporaria de las 70.000 municiones que la gestión de Mauricio Macri había enviado a Bolivia. Remarcaron que fue un trámite “poco transparente” del personal de la Gendarmería y que los trámites de prórroga evidencian un “encubrimiento” de los hechos.

Tal como reveló LA NACION, durante la gestión de Fernández se extendió dos veces la autorización del material bélico enviado a Bolivia. Así se desprende de la propia documentación aportada por el actual gobierno en el marco de la denuncia contra Macri, donde consta que hubo prórrogas en enero y mayo de 2020, bajo el argumento de proteger la Embajada argentina en el país vecino.

El Gobierno lanza el plan de trabajo para los jóvenes, uno de los sectores más desencantados

Los documentos exhiben autorizaciones emitidas por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) ante pedidos de prórroga que hizo la Gendarmería los días 14 de enero y 23 de abril de 2020. Fuentes del Ministerio de Justicia apuntaron que “la Anmac, ante este tipo de pedidos formales, s e limita a autorizar la prórroga a pedido de las Fuerzas de Seguridad” y que “fue una parte del intento de encubrimiento de la entrega ilegal de material bélico a la Fuerza Aérea y a la Policía Boliviana”.

“El encubrimiento se terminó de consolidar en julio de 2020, cuando un Gendarme informó que las 70.000 municiones habían sido consumidas en ejercicios de entrenamiento y prácticas de tiro”, agregaron en la cartera que conduce el ministro Martín Soria.

Desde el Ministerio de Seguridad -a cargo de Sabina Frederic- avalaron la misma hipótesis. Señalaron que el trámite de prórroga entre la Gendarmería y la Anmac se hizo “de forma poco transparente” y “llamativamente sin copia al Ministerio”, cuando siempre ese tipo de trámites se suelen notificar a un superior. “No estaban copiadas las autoridades del Ministerio, quisieron cerrar el trámite sin hacer ruido”, aseguraron. Y recalcaron que en 2019 la nota remitida por la Gendarmería a la Fuerza Aérea para sacar de la Argentina el material bélico con destino a Bolivia se hizo vía fax, por fuera del sistema oficial.

“La documentación de Anmac surge de la propia investigación interna que hizo el Ministerio de Seguridad. Consta en el sumario administrativo y fue aportada a la causa”, apuntaron.

Actualmente están sumariados y pasados a disponibilidad Adolfo Héctor Caliba (agregado de la Gendarmería en la embajada de Bolivia), Fabián Manuel Salas (jefe de grupo Alacranes), Rubén Carlos Yavorski (excomandante mayor director de Logística de la Gendarmería) y Carlos Miguel Recalde (exdirector de la Dirección de Operaciones de la Gendarmería). Según pudo saber LA NACION, el Ministerio también investiga a Daniel Gustavo Mendoza, del servicio financiero de la Gendarmería, ya que aparecería copiado en varias comunicaciones internas vinculadas a los hechos, aunque no está imputado por la Justicia.

Los viejos tuits de Sabrina Ajmechet sobre Malvinas generaron incomodidad en Juntos por el Cambio

“La documentación que ahora circula fue aportada desde un primer momento por el Gobierno, ya que evidencia la maniobra de encubrimiento”, insistieron las fuentes oficiales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.