Con prólogo de Alberto Fernández y, entre cánticos, intelectuales afines al Presidente presentaron el libro Hablemos de ideas

Brenda Struminger

Los intelectuales militantes de Agenda Argentina, el colectivo de agrupaciones que apoyan el Frente de Todos, durante el encuentro en Palermo

El nombre del bar donde se presentó el libro es Rabia, pero fue una contingencia. Esta tarde, el colectivo de intelectuales "albertistas" Agenda Argentina se reunió en la esquina de Palermo donde se conformaron como tales hace un año, para exhibir por primera vez Hablemos de ideas, un compilado de artículos sobre los principales temas de la agenda pública del país, con prólogo del presidente, Alberto Fernández y escritos de su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y algunos de sus ministros. El eje es la construcción del "acuerdo social" que predica el nuevo gobierno.

En un clima distendido, la planta baja del local fue ocupada en su totalidad por el encuentro donde varios de los autores se turnaron para tomar un micrófono y expresar sus puntos de vista sobre la coyuntura del país y el objetivo del libro.

Al comienzo y al final, los intelectuales militantes, muchos de los cuales se transformaron en los últimos días en funcionarios nacionales y provinciales, entonaron el cántico "Alberto Presidente".

En sus discursos celebraron el prólogo de Fernández, donde el Presidente critica, en varios pasajes, la herencia económica y social que deja Mauricio Macri y destaca que el rol de los intelectuales debe incluir "la acción necesaria para transformar la realidad".

La flamante ministra de Seguridad, Sabina Frederic, del Grupo Callao

La figura destacada fue la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, antropóloga social integrante del Grupo Callao, la agrupación creada en 2017 por Fernández, de donde surgieron varios de los principales cuadros del nuevo gobierno.

La sucesora de Patricia Bullrich escribió el capítulo titulado "Seguridad para todes" junto a Pablo Villalba, nuevo Secretario del Consejo de Seguridad Federal. En el texto critican con severidad las políticas de la ministra durante los cuatro años de gobierno macrista.

Durante su breve alocución en el evento, Frederic dijo que su artículo "refleja el núcleo" de sus ideas para la futura gestión. Aunque en el escrito no se mencionan políticas concretas, "está el espíritu general", sostuvo. Y lanzó: "Vienen tiempos muy difíciles, no tanto para nosotros, sino para el resto de la Argentina".

El flamante ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien escribió sobre "la economía después de la grieta", no asistió.

Los intelectuales compartieron reflexiones sobre la situación económica, política y social, con múltiples alusiones a la necesidad de una agenda basada en la "solidaridad", un concepto central en el plan del nuevo gobierno. Sin ir más lejos, forma parte del título del proyecto de ley "ómnibus" que envió el Ejecutivo al Congreso esta semana, que se encuentra en el centro de todos los análisis.

El contrato para imprimir y distribuir el libro se firmó con la editorial Siglo XXI, que financió la primera tirada. Los textos fueron escritos en los últimos meses y varios tuvieron que ser actualizados. Desde hoy estarán a la venta los primeros ejemplares, a 650 pesos.

El evento de ayer fue informal. Los organizadores quieren guardar la figura de "presentación" para la gira que emprenderán entre enero y marzo por la costa atlántica bonaerense y las provincias, como un gesto de aprecio por el federalismo que predica Fernández. Recién en abril lo expondrán "formalmente" en la Ciudad, con gran despliegue: primero en la Facultad de Derecho, y luego en la Feria del Libro. Esperan que en alguna de esas ocasiones esté presente el Presidente o su jefe de Gabinete.

El prólogo de "Alberto"

El nombre del expresidente Mauricio Macri aparece varias veces en las tres páginas que ocupa en el libro el prólogo de Alberto Fernández. La primera, en el segundo renglón, en alusión a los problemas económicos y sociales heredados.

Los planteos que sostiene son los mismos de sus discursos de campaña: la importancia de bajar la pobreza, la posibilidad de salir de la difícil coyuntura económica, la búsqueda de la "igualdad" social, y la intención de respetar el federalismo.

Entre estos conceptos, sin embargo, brinda algunas definiciones novedosas relacionadas con el tema del libro: las ideas. "La experiencia internacional nos ha enseñado que las sociedades ricas son las que apuestan a la ciencia, la tecnología y el conocimiento, a la inteligencia, a la imaginación y a la investigación", opina.

Y reserva unas palabras al rol que, según su perspectiva, deben tener los intelectuales: "comprender lo que pasa en su tiempo" y "comprometerse con la práctica política". "No solamente deben pensar o escribir sobre la realidad, sino intervenir con la acción necesaria para transformarla", escribe. Y recomienda a los dirigentes "no tener miedo a los intelectuales" sino darles "más protagonismo y más responsabilidades" para "discutir distintas perspectivas".

El encuentro ocurrió en el mismo lugar donde los intelectuales que apoyaban la unidad se reunían por primera vez hace un año, aunque con un contexto distinto: Fernández ya es presidente y, en medio de una crisis económica, emprende medidas de ajuste clave días después de asumir el mando.