El príncipe William, muy protector de Kate Middleton

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 24 (EL UNIVERSAL).- El príncipe William, heredero al trono de Inglaterra, ha sido siempre un gran apoyo para su esposa, Kate Middleton, y por supuesto, no ha dejado de ser así cuando enfrentan el que potencialmente será uno de los golpes más duros de su vida juntos: las fuertes declaraciones de los duques de Sussex, Harry y Meghan, en la entrevista que dieron a Oprah Winfrey.

Durante esta conversación, Meghan hizo referencia a un episodio que ocurrió en los días previos a su boda en el que -según los reportes de la prensa sensacionalista-, ella había hecho llorar a Kate.

"Lo opuesto ocurrió", dijo Meghan a Oprah, dando a entender que fue Kate quien la hizo llorar a ella, supuestamente acerca de un desacuerdo relacionado con los vestidos de las pajecitas. Cabe aclarar que una fuente anónima dijo a la revista "People" que ambas terminaron la discusión con lágrimas.

En la historia de portada de la misma revista, esta semana, la experta en realeza Penny Junor, dijo: "William es súper protector de Kate y puede enojarse mucho cuando siente que la atacan. Para él, el hecho de que Meghan haya hablado negativamente de su esposa es peor que si lo hubieran puesto en mal a él mismo".

Siempre cuidadoso

La naturaleza protectora de William no es novedad. La experta en lenguaje corporal Judi James, dijo al "Daily Mail" que la prueba está en la forma en la que se mueve alrededor de su esposa y sus hijos. En la tarjeta navideña de 2020 queda muy claro su papel de líder y protector de la familia. "William se acerca a Kate en un gesto de deferencia y afecto que también sugiere mucho respeto por la unidad de su familia", dijo James.

De acuerdo con "Marie Claire", William ya era muy cuidadoso con Kate desde que empezaron a salir. Cuando se supo que eran pareja, la prensa empezó a perseguir día y noche a la futura reina y él buscó una solución.

"William estaba consciente de la situación y muy preocupado al respecto. Había experimentado de primera mano la forma en la que los paparazzi persiguieron su madre, la princesa Diana, y estaba decidido a que Kate no corriera con la misma suerte", escribió la biógrafa real Kate Nicholl en su libro "Kate: La futura reina".

William pidió que se creara una línea telefónica especial para su entonces novia, que la conectaba directamente con el jefe de prensa del príncipe Carlos, Paddy Harverson.

En el libro "Diana, en sus propias palabras" de Andrew Morton, Diana se quejaba amargamente de que cuando se descubrió que salía con Carlos, tuvo que lidiar ella sola con la prensa y que nadie en Buckingham se acercó a preguntarle cómo podrían ayudarla con eso. Evidentemente, William no quiso que eso mismo ocurriera con Kate.

Volviendo al presente

Meghan aclaró, sin embargo, que Kate le pidió disculpas después del incidente previo a la boda. "No lo digo por hablar mal de nadie, fue una semana difícil previa a la boda. Ella estaba molesta por algo", dijo Meghan "pero lo reconoció, me pidió disculpas y me envió flores y una nota".

Una fuente del Palacio de Buckingham dijo a "People" que después de la entrevista de Harry y Meghan con Oprah, había habido "ira" entre los miembros de la familia real. "Hubo muchas emociones mezcladas, un profundo pesar y sorpresa, también", añadió.

En algunos clips posteriores a la entrevista en sí, Meghan habla de cuan distinta ha sido la forma de tratarlas a ella y a Kate por parte de la prensa inglesa. "Esto es diferente" dijo Meghan, Oprah le preguntó si se refería que la tratan distinto por su raza, y ella respondió que sí y por las redes sociales.

Meghan añadió que, a Kate, la prensa inglesa la bautizó como "Waity Katie" cuando el noviazgo entre ella y William se prolongaba sin que el príncipe diera señales de querer comprometerse, "y aunque imagino que eso fue muy duro, no es lo mismo que viví yo. La familia puede decir que de todos ellos han dicho cosas groseras, pero grosería y racismo no son lo mismo", dijo la duquesa de Sussex.