El príncipe Harry admitió el distanciamiento con William: "Seguimos por caminos diferentes"

LA NACION

LONDRES.- Tras los rumores desde hace meses en los tabloides británicos sobre el distanciamiento entre el príncipe William y el príncipe Harry, el menor de los hermanos finalmente rompió el silencio y admitió tener altibajos con el heredero del reinado.

El duque de Sussex, de 35 años, habló sobre la grieta que se rumoreaba entre él y su único hermano, de 37 años, en el nuevo documental de ITV sobre el viaje de Harry y su esposa, Meghan Markle por Sudáfrica, que se emitió ayer en Gran Bretaña y está programado para transmitirse en Estados Unidos el miércoles.

Al hablar sobre las presiones de sus roles en la familia real, Harry dijo: "Inevitablemente, suceden cosas. Pero somos hermanos, siempre seremos hermanos. Ciertamente estamos en diferentes caminos en este momento. Siempre estaré allí para él y, como sé, él siempre estará allí para mí. Ya no nos vemos tanto como solíamos porque estamos muy ocupados, pero lo amo mucho".

"Como hermanos, ya saben, hay buenos días y malos días", añadió.

El fantasma de Lady Di

En otra parte de "Harry y Meghan: un viaje africano", filmado durante la reciente gira de la pareja real por el sur de África, Harry habló sobre la muerte de su madre, la princesa Diana, calificándola como una "herida que supura".

Harry recordó a su madre mientras regresaba al mismo lugar en que la princesa Diana cruzó hace 22 años un campo de minas antipersona para generar conciencia sobre las fatales consecuencias de su uso.

"Creo que ser parte de esta familia, en este rol, en este trabajo, cada vez que veo una cámara, cada vez que escucho un clic, cada vez que veo un flash, me lleva de regreso", dijo.

"Estar aquí ahora 22 años después tratando de terminar lo que ella comenzó será increíblemente emotivo. Pero todo lo que hago me recuerda a ella", continuó. "Pero como dije, con el papel, con el trabajo y las presiones que conlleva, me recuerdan las cosas malas".

¿La historia se repite?

En la misma entrevista, Meghan Markle, quien se casó con Harry en 2018, admitió que este año ha sido "difícil", debido a la presión de la prensa.

"Cuando conocí al que iba a ser mi marido, mis amigos estaban realmente contentos porque yo era feliz, pero mis amigos británicos me dijeron: 'estoy seguro que es genial, pero no tendrías que hacerlo (casarte) porque los tabloides británicos destruirán tu vida'", explicó.

La pareja lanzó a mediados de octubre una ofensiva judicialcontra los tabloides.

Meghan también reveló las presiones de ser una nueva madre a la vista del público, hablando con el entrevistador, Tom Bradby, sobre la atención negativa de la prensa durante su embarazo y los primeros meses con su hijo Archie, nacido el 6 de mayo.

"Cualquier mujer, especialmente cuando está embarazada, es realmente vulnerable, y eso se hizo muy desafiante", dijo. "Así que si agregas eso al hecho de que una solo está tratando de ser madre por primera vez o una mujer recién casada se hace muy difícil. Quiero agradecerte por preguntar porque no muchas personas me han preguntado si estoy bien, pero es algo muy real estar pasando detrás de escena ".

Bradby preguntó si "sería justo" decir que ella "no está realmente bien, ya que realmente ha sido una lucha", a lo que Meghan respondió: "Sí".

Agencias AFP y ANSA