El príncipe Harry acusa a su hermano y Kate Middleton de incitarle a ponerse el disfraz de nazi

Portada del diario 'The Sun', el 13 de enero de 2005, vista en Londres. El príncipe Harry se vistió de soldado nazi para ir a una fiesta.
Portada del diario 'The Sun', el 13 de enero de 2005, vista en Londres. El príncipe Harry se vistió de soldado nazi para ir a una fiesta.

Portada del diario 'The Sun', el 13 de enero de 2005, vista en Londres. El príncipe Harry se vistió de soldado nazi para ir a una fiesta.

La telenovela en torno al príncipe Harry y la familia real británica sigue su curso, y eleva el tono por momentos. En sus tan publicitadas memorias -que aún no han visto la luz-, el hijo pequeño del rey Carlos acusa a su hermano Guillermo y a su cuñada Kate Middleton de incitarle a ponerse el polémico disfraz de nazi en 2005.

Los hechos ocurrieron en una fiesta de disfraces de temática ‘colonialista’ (!), cuenta Harry, para la que dudaba si ponerse un uniforme nazi o de piloto.

Fue entonces, según relata el Daily Mail, cuando el duque de Sussex llamó a su hermano y a su cuñada para pedirles opinión. “Llamé a Willy y a Kate para preguntarles qué pensaban. ‘El uniforme nazi’, dijeron”, recoge el medio Page Six citando las memorias de Harry.

“Se pusieron a chillar de la risa”

De acuerdo con este medio, los ahora duques de Cambridge “se pusieron a chillar de la risa” cuando le vieron disfrazado en la fiesta.

La foto de Harry, vestido de soldado nazi con una esvástica en el brazo, dio la vuelta al mundo, y fue portada de The Sun. Harry tenía 20 años cuando sucedió esto, y se achacó el ¿error? a su juventud. El príncipe Guillermo, de entonces 22 años, fue disfrazado de león.

Ya hace tiempo, el historiador Robert Lacey -al que cita Page Six- reveló que la idea del uniforme nazi había sido, en parte, de Guillermo, y que todo el peso de la culpa recaído sobre Harry hizo que el pequeño empezara a recelar y a distanciarse de su familia. Harry reconocería tiempo después que el incidente del disfraz nazi fue “uno de los mayores errores de su vida”.

Ahora el distanciamiento entre hermanos es una realidad patente, con Harry y Meghan viviendo en Estados Unidos y aireando los trapos sucios por entregas (un documental, entrevistas exclusivas, unas memorias...). El núcleo duro de la familia real británica, por lo pronto, guarda silencio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Related...