El príncipe Guillermo, una “pieza central” para el éxito del reinado de su padre, Carlos III

·4  min de lectura
El príncipe Guillermo recibe el cariño del público en Norfolk. (Toby Melville/PA Wire/dpa)
El príncipe Guillermo recibe el cariño del público en Norfolk. (Toby Melville/PA Wire/dpa) - Créditos: @Toby Melville

LONDRES.– Para la familia real británica, gran parte de su futuro se juega en lo que haga el príncipe Guillermo, primero como heredero al trono y eventualmente como monarca.

Su padre, el rey Carlos III, es menos popular que la reina a la que sucede y al hijo que lo sucederá, y eso magnifica el rol de Guillermo y su esposa Kate para pilotear la monarquía en una época donde el amor reverencial por la corona ya no es un sobrentendido.

Guillermo, a quien en otros tiempos los tabloides británicos tildaban de “alérgico al trabajo”, en los últimos años ha ido asumiendo más funciones reales, se comprometió con causas medioambientales y de salud mental, y su aporte excede las cuestiones protocolares.

El príncipe Guillermo, en el Palacio de Westminster, en Londres. (Photo by ISABEL INFANTES / AFP)
El príncipe Guillermo, en el Palacio de Westminster, en Londres. (Photo by ISABEL INFANTES / AFP) - Créditos: @ISABEL INFANTES

“Creo que la familia real tiene que modernizarse y evolucionar para seguir siendo relevante con el paso del tiempo”, dijo en 2016, cuando le preguntaron sobre su futuro como rey.

“Ese es mi desafío: hacer que la familia real sea relevante en los próximos 20 años, que pueden ser 40 o 60 años más, o por el tiempo que sea. Espero poder hacerlo”. Y ese trabajo a 40 años de plazo cobra una importancia crucial desde que su hermano menor, el príncipe Harry, se desvinculó de sus funciones reales en marzo de 2020 y emigró a California con Meghan, su esposa norteamericana.

De no haber sido así, Harry seguiría siendo un valioso activo para la monarquía moderna, y su partida despojó a la institución de una de sus figuras más populares.

El príncipe Guillermo, con su hermano Harry detrás. (ALKIS KONSTANTINIDIS / POOL / AFP)
El príncipe Guillermo, con su hermano Harry detrás. (ALKIS KONSTANTINIDIS / POOL / AFP) - Créditos: @ALKIS KONSTANTINIDIS

Las crudas críticas de Harry y Meghan a lo que ocurría puertas adentro del Palacio de Buckingham dañaron a la institución monárquica, al igual que el amargo distanciamiento entre los príncipes hermanos. Sin embargo, las encuestas de opinión son contundentes y no varían: Guillermo y Kate son los favoritos de la gente.

“Guillermo es una pieza bastante central para el éxito del reinado de Carlos”, dice el biógrafo de la realeza Andrew Morton.

“Con un príncipe Carlos que llega al trono a los 70 años y que reinará durante unos 20 años, si tiene suerte, que gran parte del futuro de la monarquía descansa sobre los hombros del príncipe Guillermo”, dice Morton.

Intimidad

A diferencia de su abuela, que en sus 70 años de reinado no concedió una sola entrevista, Guillermo se ha mostrado más que dispuesto a compartir sus sentimientos más íntimos y personales.

Y al igual que para su padre y su abuelo, el príncipe Felipe, difunto esposo de Isabel, Guillermo se ha abocado a la cuestión del medio ambiente y lanzó su propio “Premio Earthshot” para proyectos de lucha contra el cambio climático.

Tampoco se guardó lo que piensa sobre los líderes mundiales y autoridades internacionales que no hacen lo suficiente para frenar el deterioro del medio ambiente.

Guillermo y su esposa, Kate, en Norfolk. (Toby Mellville/PA Wire/dpa)
Guillermo y su esposa, Kate, en Norfolk. (Toby Mellville/PA Wire/dpa) - Créditos: @Toby Mellville

“Estamos llenos de discursos inteligentes, llenos de palabras inteligentes, pero poca acción”, dijo Guillermo antes de la cumbre climática COP26 del año pasado.

Otras de sus preocupaciones son los problemas de la salud mental, y siempre alienta a las personas a hablar abiertamente de sus emociones. De hecho, él mismo habló de sus conflictos internos para lidiar con la muerte de su madre, la princesa Diana, fallecida en un accidente de autos en 1997, cuando Guillermo tenía apenas 15 años.

Ese abordaje personal –que tiene reminiscencias del uso que hizo Diana, “princesa del pueblo”, de su estatus real– ha recibido elogios y revela el nuevo estilo de monarquía que Guillermo aspira a adoptar.

Sin embargo, su gira del mes de marzo con su esposa Kate por el Caribe, aunque considerada mayormente exitosa, fue un llamado de atención para la monarquía moderna: durante su visita, hubo manifestaciones de protesta por el pasado imperial de Gran Bretaña y se criticó el paseo de la pareja por la región por sus “ecos de retroceso colonial”.

“Sé que esta gira ha resaltado aún más los interrogantes sobre el pasado y el futuro”, dijo Guillermo en un comunicado difundido al final de su visita.

Según sus colaboradores cercanos, gran parte del éxito de Guillermo en sus funciones reales se debe a la dupla que hace con su también popular esposa Kate, con quien ha tenido tres hijos.

Pero si bien Guillermo claramente ha pensado mucho en su futuro papel como rey, no es una tarea que tenga apuro por asumir. “Les aseguro que no me quita el sueño, ni anhelo que ocurra, porque eso implica que lamentablemente alguien de mi familia ya no está, y yo no quiero eso”, dijo.

Michael Holden

Agencia Reuters

Traducción de Jaime Arrambide