Príncipe Enrique dice a Oprah que le preocupaba que la historia se repitiera

·2  min de lectura

LOS ÁNGELES, 28 feb (Reuters) - El príncipe Enrique, que sorprendió a Gran Bretaña el año pasado cuando anunció que él y su esposa Meghan abandonaban sus deberes reales, dijo a la entrevistadora estadounidense Oprah Winfrey que le preocupaba que la historia se repitiera, según extractos publicados el domingo.

CBS publicó dos breves clips de la entrevista de Winfrey a la pareja, que la cadena tiene previsto transmitir el 7 de marzo. Es la primera entrevista que Enrique y Meghan, formalmente conocidos como el Duque y la Duquesa de Sussex, dan desde que se mudaron a California el año pasado.

"Mi mayor preocupación era que la historia se repitiera", dijo Enrique, aparentemente refiriéndose a su madre, la princesa Diana, quien fue perseguida por la prensa británica y murió a los 36 años en un accidente automovilístico en París después de divorciarse del príncipe Carlos.

Enrique, de 36 años, estaba sentado junto a Meghan, de 39, sosteniendo su mano. La pareja anunció este mes que está esperando a su segundo hijo.

"Estoy realmente aliviado y feliz de estar sentado hablando contigo con mi esposa al lado", dijo Enrique. "Porque no puedo imaginar cómo debe haber sido para ella (Diana) pasar por este proceso sola hace tantos años", agregó.

"Ha sido increíblemente duro para nosotros dos, pero al menos nos teníamos el uno al otro", sostuvo.

En los clips, Winfrey dijo que ningún tema estaba fuera de la mesa y en un momento le dice a la pareja que "han dicho cosas bastante impactantes aquí", como que su situación había sido casi imposible de superar.

Antes de mudarse a California, la pareja se había quejado del trato de los tabloides británicos hacia Meghan, cuyo padre es blanco y su madre es afroamericana, algunos de los cuales, según dijeron, equivalían a acoso o racismo.

A principios de este mes, el Palacio de Buckingham anunció que la pareja no regresaría a sus vidas como miembros activos de la familia real.

(Reporte de Lisa Richwine; editado en español por Lucila Sigal)