El PP propone renovar el Poder Judicial con algunas medidas que pactó con el PSOE y Feijóo rompió

Alberto Núñez Feijóo
Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo

El PP ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para reformar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) siguiendo su condición de dar el poder de elección a los jueces y despolitizar la Justicia.

Según la propuesta, firmada por Cuca Gamarra y presentada el pasado 30 de diciembre, los magistrados tendrían la capacidad de elegir a doce de los veinte vocales del CGPJ sin influencia o intervención de los partidos políticos. En la proposición, a la que ha tenido acceso El HuffPost, se detalla que cada juez podría votar a un máximo de seis candidatos en una lista abierta. Quienes tuvieran el mayor número de apoyos serían los elegidos. Eso sí, dos de ellos tendrían que ser obligatoriamente magistrados del Supremo y otros tres con una antigüedad superior a los 25 años. Para los otro siete sillones no hay requisito previo, aunque todos deberán no haber ejercido cargo político en los cinco años previos. Además, los jueces que sí hayan pasado por la política no podrán dictar sentencias hasta dos años después de su cese.

Los otro ocho sillones del CGPJ serán elegidos por el Congreso y el Senado a partes iguales entre “juristas con más de 15 años de experiencia”. Con este nuevo método, el PP espera “fortalecer la independencia judicial” con criterios “más rigurosos y transparentes”. Actualmente, el nombramiento de los vocales del Poder Judicial corresponde a las Cámaras. El Congreso y el Senado eligen por mayoría de tres quintos de sus miembros a diez vocales respectivamente.

Respuesta del PSOE: “Excusas y más excusas”

Según los populares, esta nueva forma de elección de los integrantes del CGPJ cuenta con detalles de la consensuada con Félix Bolaños en el acuerdo que posteriormente Núñez Feijóo rompió a petición de pesos pesados del partido como Díaz Ayuso o Juanma Moreno y tras sospechar que el Gobierno tenía previsto reformar los delitos de sedición y malversación. Además, el presidente del PP regresa a los postulados que ya negociaron en su momento Teodoro García Egea y Félix Bolaños con Pablo Casado como ‘jefe’ de los populares. De hecho, llegaron a presentar en el Congreso en octubre de 2020 una reforma del Poder Judicial para volver al sistema anterior a la reforma socialista de 1985.

La proposición de ley planteada ahora por Feijóo también contempla mecanismos para evitar bloqueos como a los que se enfrenta desde hace más de cuatro años el CGPJ. En esta nueva fórmula, la votación para que los jueces elijan a sus doce representados debería hacerse hasta tres meses antes de que se terminara el mandato del Consejo y el propio CGPJ podría renovarse aunque gobierno y oposición no se pusieran de acuerdo para nombrar a sus ocho elegidos. Además, el PP espera implantar filtros para que las asociaciones de jueces no puedan dirigir el voto y para garantizar la presencia equilibrada de hombres y mujeres.

Por último, el PP propone elevar a diez a quince años el tiempo de ejercicio profesional exigido a los juristas de reconocido prestigio para acceder a plazas en las salas de lo civil y lo penal de los tribunales superiores de justicia y elimina la intervención de las asambleas legislativas autonómicas en su elección. En el caso del Supremo, pide que los magistrados cuenten con al menos 20 años en la carrera.

“El presidente Feijóo estuvo sentado con el presidente Sánchez con esa idea de la independencia de la Justicia. Era un pacto, un acuerdo grande por la Justicia, pero Sánchez decidió que derogar el delito de sedición era un pacto al que no podía renunciar”, ha señalado al respecto de esta propuesta el vicesecretario del PP Juan Bravo. El PSOE, por su parte, sostiene que son “excusas y más excusas” de los populares para mantener el bloqueo en el Poder Judicial.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

También te puede interesar...