El PP ya no tiene tanta prisa por mudarse de Génova

·3  min de lectura
Madrid, Spain - February 14, 2021: Partido Popular headquarters building in Genova 13
Madrid, Spain - February 14, 2021: Partido Popular headquarters building in Genova 13

Fue el 16 de febrero cuando el PP anunció su intención de mudarse de su histórica sede de la calle Génova. Justo después del ridículo electoral de las elecciones catalanas. No dio fecha límite, ni se anunció el nuevo emplazamiento... No es que en el PP mintieran con esta noticia. Lo que ocurrió es que necesitaban denunciarla a toda velocidad y darle todo el vuelo posible, aunque, en realidad, ni siquiera tenían preparado el plan. Pablo Casado buscaba necesitaba salir de la espiral negativa del partido y cortar de raíz con buena parte de la herencia corrupta recibida ya que la reforma del edificio del número 13 de la calle Génova fue financiada con dinero negro.

Pero hoy 21 de julio, las cosas son muy diferentes. Menos de medio año le ha bastado al PP para parecer otro partido. Para recuperar la moral y dejar de intentar esconder su pasado en un cajón. Ya no le importa hablar de ello. Porque las encuestas le sonríen.

De hecho, Pablo Casado parece un líder indiscutible que empieza a enderezar el rumbo del partido. Ha necesitado tres años, que es el tiempo que ha transcurrido desde que derrotara a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias, pero lo ha logrado. La reciente victoria electoral de Madrid, la fagocitación de Ciudadanos y el desgaste del Gobierno, dejan al PP en un lugar cómodo. Tanto que ya no temen hablar de Génova 13 o de Bárcenas, al que Casado prometió no volver a hacer.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Es más, si a la vuelta de las vacaciones de verano intuyen que los cambios en el Gobierno no han servido a Pedro Sánchez para frenar la sangría de votantes e intuyen la posibilidad de forzar un adelanto electoral, la mudanza de Génova se retrasará otro año más. Pablo Casado ha olido la sangre y no piensa dar un periodo de gracia a los nuevos ministros.

La explicación que dan los populares es que prefieren alquilar el edificio antes de venderlo. Y que, de momento, tan solo han recibido ofertas de compra de fondos de inversión que quieren convertir el famoso esquinazo en un edificio de viviendas de lujo.

Y si gana, puede que digan que en realidad nunca pretendieron mudarse de Génova 13. Vamos, que al PP no le avergüenza tanto estar ubicado en un edificio reformado gracias a los suculentos beneficios de la corrupción como lo le entusiasma salir al balcón a celebrar victorias. Aunque este cuente con unos acabados de lujo sufragados ilegalmente como todo apunta a que dictaminará la sección segunda de la Audiencia Nacional en los próximos días.

En vídeo | Rajoy y "la puta cinta"

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.