Potentes tormentas se dirigen a Nueva Inglaterra y ponen bajo alerta a 30 millones de personas

Michigan y Nebraska están sufriendo los estragos de las bajas temperaturas e impresionantes cantidades de nieve, por lo que las autoridades están recomendando a los ciudadanos permanecer en casa y evitar las carreteras.