El potente discurso de Kamala Harris: "Podré ser la primera mujer, pero no seré la última"

LA NACION
·1  min de lectura

WASHINGTON.- La vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, fue recibida en Wilmington, Delawere, con una ovación, y subió al escenario vestida de blanco en un verdadero estado de frenesí.

"Ahora tenemos la posibilidad de construir un futuro mejor", fueron las primeras palabras de Harris como vicepresidenta electa de Estados Unidos. "Nunca debemos dar por sentada la democracia", advirtió.

Elecciones en Estados Unidos. Joe Biden, presidente electo: "Es el momento para sanar"

En un potente discurso donde recordó sus raíces latinoamericanas y asiáticas, Harris relató que su madre, emigrada desde India, "nunca se podría haber imaginado este día", en el que "una mujer negra, latinoamericana y asiática" llegue a la vicepresidencia. Y expresó: "Podré ser la primera mujer, pero no seré la última; las niñas hoy verán que este es un país de posibilidades".

Asimismo, se refirió a la audacia de Biden para "romper una de las barreras más importantes del país y elegir a una mujer negra como su compañera de fórmula". Harris describió al presidente electo, Joe Biden, como "un sanador, alguien que une, tiene experiencia y no le tiembla la mano" para tomar decisiones.

Elecciones en Estados Unidos: quiénes son los presidentes que no se expresaron ante la victoria de Joe Biden

Harris agradeció a los estadounidenses "por hacer oír su voz" en los colegios electorales. "Gracias por votar en masa. Han elegido la esperanza, la unidad, la ciencia y sobre todo la verdad", enfatizó. Y lanzó: "Es un nuevo día para América".

Con información de la agencia Télam y AFP