Dejó la potencia de los clavados para defender a República Dominicana en Juegos Panamericanos

El dominicano Jonathan Ruvalcaba compite en el trampolín de un metro de los Juegos Panamericanos en Santiago, Chile, el sábado 21 de octubre de 2023. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

SANTIAGO (AP) — Formar parte de la realeza de los clavados y renunciar a ella puede parecer una pésima decisión. No para Jonathan Ruvalcaba.

México ha confirmado su hegemonía continental en la fosa de los clavados en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, con un total de seis medallas de oro a falta de una jornada para el cierre de esta disciplina en el Centro Acuático del Estadio Nacional.

Del lado de los campeones panamericanos pudo estar Ruvalcaba, pero hace un tiempo el clavadista mexicano prefirió representar a República Dominicana en gran medida por el método de selección de competidores de la Federación Mexicana de Natación (FMN) para los Juegos Olímpicos.

“Fue una decisión personal difícil al principio, pero estoy muy orgulloso porque Dominicana se convirtió en mi hogar. Me abrió las puertas y me han apoyado, me han dado el respaldo que a lo mejor en México nunca tuve”, dijo Ruvalcaba en entrevista con The Associated Press tras ganar la medalla de plata en la final del trampolín un metro.

“Estoy muy agradecido y siento que la mejor manera de corresponderles es con mis logros”, acotó.

Esta fue la segunda medalla panamericana de su carrera tras el bronce que ganó para México en Toronto 2015.

Un año después, la Federación Mexicana de Natación no lo incluyó en la selección nacional para los Juegos Olímpicos de Río y Ruvalcaba pegó el portazo.

“Los procesos en México son complicados porque hay muy buenos clavadistas y a veces somos tantos que no saben a quién llevar. Y luego los problemas, la misma federación no era muy clara con las eliminatorias”, reveló el clavadista de 32 años. “Lamentablemente fui bajado de competencias muy importantes, incluso de Juegos Olímpicos. Al punto de que no me llevaran. Mi decisión fue por las fallas que existen”.

Si bien un clavadista mexicano puede obtener de manera individual el boleto a los Juegos Olímpicos, la federación lo considera como propio y es la que define los cupos olímpicos. En Santiago, la presidenta del Comité Olímpico Mexicano (COM), la exclavadista María José Alcalá, pidió públicamente que esto se revisara en el caso de Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez, medallistas olímpicas y flamantes campeonas panamericanas.

Ruvalcaba eligió su propio camino.

“Dominicana fue voltear la página, concentrarme en lo que me gusta y hacer lo que más me apasiona en la vida”.