Postergaron la decisión sobre el juez que le devolvió medio millón de dólares a la hija de Moyano

·3  min de lectura
El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena había pedido su detención en la causa de espionaje ilegal
Hernán Zenteno

La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura postergó este jueves el tratamiento de un pedido para citar a dar explicaciones al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, que está acusado de presunto mal desempeño de sus funciones por haber dictado el sobreseimiento exprés y el reintegro de casi medio millón de dólares y 600.000 pesos a la hija del líder de Camioneros, Hugo Moyano, en enero de este año.

El pedido para citar a Villena lo había presentado el consejero Pablo Tonelli (Pro) que consideró que Villena habría “incurrido en causal de mal desempeño” de sus funciones y que actuó con “manifiesta arbitrariedad” y “negligencia grave”, según expuso en su presentación, ya que tomó decisiones sobre un expediente que no tramitaba en su juzgado, “que no tuvo a la vista, que no conocía y que no tuvo posibilidad material de conocer”.

Los jueces advierten que la reforma judicial porteña genera un “conflicto institucional sin precedentes”

La postergación del tema fue pedida por el consejero juez Ricardo Recondo y apoyada por la comisión. No se sabe cuándo volverá a tratarse el caso.

La denuncia contra Villena ya dio algunos pasos en el Consejo. El primero, el 23 de marzo pasado, cuando por unanimidad se aprobó darle curso y emplazar al juez para que expusiera su defensa en el plazo de veinte días. El segundo, el 29 de junio, cuando la Comisión aprobó impulsar medidas de prueba para ahondar en la investigación.

La acusación comenzó a tomar forma en febrero pasado, cuando la fiscal federal Cecilia Incardona, el titular de la Procuraduría contra la Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, y el otro juez federal en Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, alertaron sobre las presuntas irregularidades que Villena habría perpetrado en beneficio de Karina Eva Beatriz Moyano.

Karina Moyano
Facebook


Karina Moyano y su padre, Hugo Moyano (Facebook/)

Así, en un escrito de 13 carillas que presentaron ante Augé como juez natural a cargo del expediente, Incardona e Iglesias expusieron lo ocurrido entre el martes 26 y jueves 28 de enero:

  • Villena “habilitó la feria sin existir ninguna de las causales normadas” en el Código Procesal y el Reglamento para la Justicia Nacional “y le imprimió el veloz trámite de 3 días a dos pedidos que no se fundan en una sola razón de urgencia”, fijándoles un plazo de 24 horas para responder una vista, plazo que luego el mismo juez no respetó;

  • También “dictó la resolución de sobreseimiento de una persona [en alusión a Karina Moyano], sin conocer las constancias del expediente, sin tener a su cargo la investigación y sin ser el juez natural del caso”;

  • “Dictó la resolución sin oír a este Ministerio Público Fiscal, pese haberle corrido vista, estando en conocimiento expreso de que este órgano se encontraba estudiando el caso”;

  • “Ordenó la restitución del dinero secuestrado previo a notificar lo resuelto a este Ministerio Público Fiscal, tornando ilusorio cualquier recurso contra aquella decisión”.

Al retornar de la feria y con la presentación de los fiscales en sus manos, el juez Augé dictó la nulidad de lo decidido por Villena, notificó lo ocurrido al Consejo y le ordenó a la hija de Moyano que devolviera el medio millón de dólares, decisión que ella apeló, pero que confirmó la Cámara Federal de La Plata.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.