Se posterga el debate del presupuesto de Axel Kicillof y los intendentes imponen condiciones

·3  min de lectura
El ministro de Economía, Axel Kicillof, el secretario de Finanzas, Pablo López, concluyeron una nueva emisión
El ministro de Economía, Axel Kicillof, el secretario de Finanzas, Pablo López, concluyeron una nueva emisión

LA PLATA.- Tras la frustrada votación del presupuesto nacional en la Cámara de Diputados, el gobernador Axel Kicillof espera que la historia no se repita en la Legislatura bonaerense. Hoy se conoció una primera postergación: el primer debate en sesión para discutir la ley de gastos y recursos para 2022 previsto para mañana pasó para la última semana de diciembre.

Esta semana, para intentar despejar dudas de la oposición, que ya expresó sus reparos contra el presupuesto, Kicillof envió a la Legislatura a sus ministros de Hacienda y Finanzas, Pablo López; de Justicia, Julio Alak; y de Producción, Augusto Costa. Ante diputados y senadores, López habló de no repetir la “una situación no deseada con el presupuesto del gobierno de la Nación”.

Otra derrota que Alberto Fernández festeja

La oposición ya avisó que Kicillof fue el primero en gobernar sin un presupuesto votado por la Legislatura: “Yo recuerdo que el primer año de gobierno de esta gestión no tuvimos presupuesto por que el Poder Ejecutivo decidió no enviarlo” recordó el senador Marcelo Daletto.

Más allá de la postergación, mañana habrá una manifestación de sindicatos y partidos de izquierda frente a la Legislatura, en contra de la ley de leyes que elevó el Poder Ejecutivo.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, y el Secretario de Finanzas, Pablo López
El ministro de Economía, Axel Kicillof, y el Secretario de Finanzas, Pablo López


El ministro de Economía, Axel Kicillof, y el Secretario de Finanzas, Pablo López

El paquete que se discutirá el martes 28 va más allá del presupuesto y la Ley Impositiva. Para esta última ley el oficialismo necesita mayoría simple y podría tenerla en Diputados luego del pase de la diputada Natalia Sánchez Jauregui. En el Senado hay empate con Juntos en 23 votos, pero podría desempatar la vicegobernadora, Verónica Magario. El problema para Kicillof es lograr el quorum para iniciar la sesión.

El Presupuesto, tal como está redactado, requiere mayoría simple más dos tercios de los votos para la aprobación de los artículos donde se autoriza al Poder Ejecutivo a tomar nueva deuda (por 94.000 millones de pesos). El oficialismo podría quitar los artículos del endeudamiento y redactarlos como leyes autónomas si quisiera agilizar la votación del presupuesto.

Pero el presupuesto incluye además la negociación del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que reciben los intendentes. Este año solo está previsto un fondo de 7500 millones de pesos, de seguridad. Los alcaldes harán sentir su peso para incluir un FIM antes de empezar a negociar la votación en el reciento. Desde Juntos sostienen que debería alcanzar los 95.000 millones de pesos.

Las reelecciones indefinidas

Pero hay más: los jefes comunales de todos los partidos políticos presionan para que se reforme la ley que impide a los intendentes gobernar más de dos mandatos consecutivos. Se trata de una modificación a Ley Orgánica de los Municipios que se votó en 2016 y que fijó como el primero de esos dos mandatos al iniciado en 2015.

Casi 20 intendentes -de los 90 que no tienen reelección en 2023) encontraron una ventana para eludir esa prohibición en un decreto reglamentario de María Eugenia Vidal: tomaron licencias de sus cargos antes del 10 de diciembre, cuando cumplían dos años en la función, y asumieron puestos en el gobierno nacional y el provincial.

La Corte Suprema tiene bajo la manga sentencias de alto impacto político antes de que termine el año

“Termina siendo reelección indefinida por seis años”, se quejan los intendentes radicales que no pudieron tomar licencia para volver a poner en cero el contador de mandatos. Solo un intendente de la oposición bonaerense aprovechó la ventana: Jorge Macri tomó licencia en Vicente López y asumió como ministro de Gobierno en la ciudad de Buenos Aires.

La intención de los intendentes es derogar la prohibición o, al menos, que el mandato iniciado en 2015 no sea considerado como el primero de los dos posibles, sino recién a partir de 2019.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.