Portugal, con la pandemia "creciente", orienta la vacunación a liberar la economía

·3  min de lectura

Lisboa, 28 may (EFE).- Portugal, donde la situación de la pandemia es "ligeramente creciente", con los contagios diarios en máximos de más de un mes, va a orientar su estrategia de vacunación a liberar la economía, tras haber alcanzado la protección de los mayores y los sectores esenciales.

"La estrategia a partir de ahora va a estar orientada a liberar la economía, porque la protección de las personas más mayores y la resiliencia ya está prácticamente terminada y conseguida", explicó el coordinador de la vacunación, el vicealmirante Henrique Gouveia e Melo, durante una reunión de las autoridades sanitarias con el Gobierno portugués y con epidemiólogos.

En el encuentro, destinado a evaluar el avance de la pandemia, Gouveia e Melo señaló que aun así preocupan algunos "nichos" en los que el proceso ha quedado retrasado, como los ancianos que están en cama -se ha vacunado sólo a la mitad- o las comunidades aisladas geográficamente, cuya vacunación implica un trabajo más difícil.

Actualmente casi el 17 % de la población portuguesa, incluyendo los archipiélagos de Madeira y Azores, tiene la pauta de vacunación completa.

Si se suman también los que han recibido la primera dosis, el porcentaje asciende hasta el 36,5 %.

Estos porcentajes ya se hacen notar en las cifras de muertes y de hospitalizados, que han sufrido una significativa caída en Portugal, pero dos meses y medio después de empezar el desconfinamiento los contagios y la incidencia están creciendo, lo que preocupa a las autoridades.

PANDEMIA "LIGERAMENTE CRECIENTE"

Portugal está "en una fase ligeramente creciente", reconoció durante la reunión la ministra de Sanidad, Marta Temido, que refirió que, excepto en el Norte y el Algarve, en el resto de regiones el índice de transmisión Rt está por encima del límite de 1.

Este viernes las autoridades sanitarias notificaron 598 infecciones, máximo diario desde el 22 de abril, y una muerte, con un leve aumento en los hospitales, donde hay 246 ingresados (+13), de los cuales 52 están en cuidados intensivos.

La incidencia a 14 días a nivel nacional volvió a crecer: pasó de 57,8 a 59,6 casos por 100.000 habitantes, mientras que el índice Rt se mantuvo en 1,07.

Dentro del conjunto del país hay situaciones "más preocupantes" que inspiran "mayor prudencia", como algunos municipios de la región de Lisboa y Valle del Tajo, indicó la ministra.

La ciudad de Lisboa fue colocada este jueves en la lista de municipios en alerta por superar una incidencia de 120, lo que significa que, si no consigue mejorar sus cifras, podría retroceder a una fase anterior del proceso de desconfinamiento.

También preocupan las nuevas variantes. La británica llevó a Portugal a una durísima tercera ola a principios de año y ahora ha empezado a detectarse en el país la cepa india, que supone el 5 % de los casos notificados en mayo.

El Gobierno portugués todavía no ha cerrado las medidas que se aplicarán durante este verano, que deberán ser decididas próximamente en consejo de ministros.

(c) Agencia EFE