Portugal, ante el descenso de la segunda ola

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lisboa, 28 dic (EFE).- El inicio de la vacunación en Portugal ha coincidido con el descenso brusco de contagios diarios que podría suponer el fin de la segunda ola, ya que por segundo día consecutivo los registros de nuevos positivos estuvieron por debajo de los dos mil infectados, en niveles similares a principios de octubre.

La principal preocupación está en el número de ingresados, que ayer subió en 80 personas, hasta los 2.870, y en los ingresados en cuidados intensivos, que no acaban de bajar del medio millar.

En cuanto al número de fallecidos, que a principio y mediados de diciembre estuvo próximo al centenar diario, en los últimos días se ha situado entre 60 y 70, por lo que se espera que la curva de decesos también vaya descendiendo de forma progresiva en los primeros días de enero.

El número de fallecidos en el país desde que comenzó la pandemia es de 6.556, mientras que los infectados desde marzo son 392.996 personas.

En el día de ayer, al igual que en el resto de países de la Unión Europea, Portugal inició el proceso de vacunación.

Fueron administradas dosis al personal sanitario de los hospitales universitarios de Lisboa, Oporto y Coimbra.

Según el Plan de Vacunación contra la covid-19 diseñado por el Gobierno portugués, hasta el mes de abril tienen una previsión de vacunar a 950.000 personas.

Portugal se encuentra en estado de emergencia -nivel máximo de alerta del país-, por lo que hasta el 7 de enero hay un toque de queda que comienza a las 13 horas los festivos y a las 23 horas los días de diario.

Además, el día 31 de diciembre los portugueses deberán volver a casa como muy tarde a las 23 horas, y los días 1, 2 y 3 de enero el toque de queda empezará a las 13 horas.

(c) Agencia EFE