Portugal crea un grupo de trabajo para preparar la distribución de la vacuna de COVID-19

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Una muier con mascarilla habla con el conductor de un tranvía en Lisboa
FOTO DE ARCHIVO: Una muier con mascarilla habla con el conductor de un tranvía en Lisboa

LISBOA, 18 nov (Reuters) - Portugal ha creado un grupo de trabajo para diseñar una estrategia de vacunación de COVID-19 y espera estar en condiciones de distribuir las vacunas en enero, dijo el miércoles la ministra de Salud Marta Temido.

Temido dijo que el grupo de expertos está trabajando en decidir qué grupos de población deberían recibir la vacuna primero, así como la logística de distribución, desde el transporte hasta el almacenamiento.

"Existe la posibilidad de que una de las primeras vacunas llegue en enero", dijo Temido a los medios de comunicación. "Lo que queremos es que el país esté preparado para asegurar su almacenamiento, distribución y uso seguro".

Sin entrar en detalles, Temido dijo que las vacunas que podrían llegar en enero formaban parte de uno de los varios acuerdos alcanzados entre la Comisión Europea y las compañías farmacéuticas.

Pfizer, BioNTech, Moderna y Rusia han publicado datos provisionales de ensayos de sus potenciales vacunas que muestran una eficacia superior al 90%, lo que alimenta la esperanza de que los remedios eficaces contra la enfermedad respiratoria provocada por el nuevo coronavirus puedan estar listos para su uso próximamente.

Portugal, un país de poco más de 10 millones de habitantes, ha registrado un número relativamente bajo de 246.015 casos de coronavirus y 3.623 muertes, pero, como en la mayoría de los países europeos, los contagios han ido en aumento y están tensando el sistema de salud.

El miércoles se registró un nuevo récord de 3.051 pacientes de COVID-19 hospitalizados, 432 en unidades de cuidados intensivos, por encima del máximo de 271 del pico de la primera ola de la pandemia en abril.

El número acumulado de casos de coronavirus registrados en Portugal por cada 100.000 personas en un periodo de 14 días es actualmente de 785, más alto que el de España y Reino Unido, dos países que han estado muy afectados, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades.

La semana pasada entró en vigor un estado de emergencia a nivel nacional para combatir la propagación del virus, con medidas que incluyen un toque de queda nocturno y un confinamiento durante la mitad del día los fines de semana. En principio durará hasta el 23 de noviembre, pero es probable que se prolongue. Un sistema escalonado de restricciones contra el coronavirus también está sobre la mesa.

(Información de Catarina Demony y Patricia Vicente Rua; traducido por Jose Elías Rodríguez)