El Gobierno portugués, obligado a aumentar apoyos para paliar la pandemia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lisboa, 28 mar (EFE).- El gobierno de Portugal, liderado por el socialista António Costa, tendrá que aumentar varios apoyos sociales ante la pandemia, una petición recogida en tres decretos aprobados por abrumadora mayoría en el Parlamento y hoy promulgados, en contra de la opinión del Ejecutivo, por el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa.

La situación, que enfrentó al Parlamento y al Gobierno -que ha llegado a advertir de que puede llegar hasta el Tribunal Constitucional si el jefe de Estado daba luz verde a los decretos-, ha acabado por decantarse a favor de los diputados, que piden desde hace tiempo más apoyos sociales.

Los partidos de la oposición de centroderecha y también antiguos aliados de izquierda del Ejecutivo de Costa, que gobierna en minoría, consideran que el Gobierno retiene el gasto por estar excesivamente preocupado por el déficit, una opinión que ven reforzada después de que se haya conocido que Portugal cerró 2020 con un déficit del 5,7 %, sensiblemente mejor al esperado (7,3 %).

Por ello, movieron ficha a primeros de este mes, cuando fueron aprobados tres decretos que daban más apoyos a los padres en teletrabajo con hijos en casa por estar las escuelas cerradas, los autónomos y los sanitarios.

Las propuestas fueron respaldadas por todas las formaciones, salvo el gobernante Partido Socialista. El Gobierno pidió entonces al presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, que los vetara al considerar el movimiento del Parlamento inconstitucional.

EL GOBIERNO ARGUMENTA INCONSTITUCIONALIDAD

El argumento del Gobierno era que el Parlamento excedía sus funciones, ya que solo el Ejecutivo puede avanzar con iniciativas que impliquen aumento de gasto o reducción de ingresos en unos Presupuestos ya aprobados por la cámara, como es el caso de las cuentas para este 2021.

Pero Rebelo de Sousa no lo ve así. En un largo escrito publicado en la página web de la Presidencia, sostiene que en su opinión se ajustan a la Constitución, y deja varios recados.

Por ejemplo, admite que el Gobierno puede recurrir al Constitucional, aunque recuerda que "no hay un Gobierno con mayoría parlamentaria absoluta, siendo esencial el cumplimiento de la legislatura de cuatro años" y alerta sobre "enfrentamientos en dominios económicos y sociales sensibles".

"Compete al Presidente de la República subrayar la importancia del entendimiento en plena pandemia de salud, de la economía y de la sociedad", agrega, apelando al Gobierno "para el diálogo con las oposiciones".

"CUESTIÓN DE JUSTICIA"

El primero en reaccionar ha sido el marxista Bloco de Esquerda, aliado del Gobierno de Costa en su primera legislatura (2015-2019) y cuya coordinadora, Catarina Martins, ve como una "cuestión de justicia" la promulgación por parte del presidente.

"El país no comprendería que el Gobierno insistiera en la reducción del apoyo a autónomos y socios gerentes con actividad para la pandemia. El Bloco insistió, el Parlamento aprobó y el Presidente de la República promulgó. Una cuestión de justicia", escribió en Twitter.

(c) Agencia EFE