El portero marca el empate, pero pronto se lo devuelven

En la segunda parte de un partido en la quinta división de la liga española, un portero se lanzó al ataque por el lado contrario y acabó anotando el empate. Solo momentos después la suerte cambió: mientras se distraía volviendo a la defensa de su equipo, se llevó el gol de la derrota.