El portal hongkonés Citizen News cierra por "deterioro del entorno mediático"

·4  min de lectura

Pekín, 3 ene (EFE).- El portal de noticias de Hong Kong Citizen News publicó hoy un comunicado en la red social Facebook en el que anunciaba el cese de sus operaciones a partir de mañana, 4 de enero, y en el que lamentaba "el deterioro del entorno mediático" en la ex colonia británica.

El portal, que se define en Facebook como "independiente de cualquier partido" y que lista "un Hong Kong libre y abierto" como uno de sus valores centrales, aseguró en el comunicado que ha de "proteger la seguridad y el bienestar" de los miembros de su plantilla.

Citizen publicó su primer artículo en enero de 2017, esperando contribuir a "proteger la libertad de prensa", pero los "cambios en la sociedad de Hong Kong en los últimos dos años" han provocado que "no pueda convertir sus creencias en realidad sin miedo", según su comunicado.

EL TERCERO EN CAER

Citizen News sigue así el camino de otros medios afines a la oposición hongkonesa que han decidido dejar de operar por temor a represalias legales.

El pasado verano, el diario Apple Daily, crítico con Pekín, cerró después de que su editor jefe y otros cuatro directivos fuesen arrestados por "confabular con fuerzas extranjeras", ejemplo de lo cual serían, según las autoridades hongkonesas, artículos en los que la cabecera pidió sanciones internacionales a los gobiernos de Pekín y Hong Kong.

La semana pasada, se repitió el mismo patrón del Apple Daily en el caso del medio digital Stand News: tras una operación policial que se saldó con la detención de al menos siete directivos y exdirectivos y la congelación de activos por valor de 61 millones de dólares de Hong Kong (7,8 millones de dólares, 6,9 millones de euros) por "conspirar para difundir publicaciones sediciosas", el medio anunció su cierre definitivo.

Entre los detenidos, figuraba la cantante y activista Denise Ho Wan, antigua miembro de la junta directiva y una de las caras más reconocibles de la oposición hongkonesa, que llegó incluso a denunciar ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU "la erosión de la autonomía de Hong Kong por parte de China".

UNA MENGUANTE LIBERTAD DE PRENSA

El cierre de medios hongkoneses críticos con las autoridades ha provocado la condena de algunos actores internacionales que lo interpretan como un ataque a la libertad de prensa.

Poco después del cierre de Stand News, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, pidió a las autoridades chinas "dejar de atacar a los medios de comunicación libres e independientes" y aseguró que "el periodismo no es sedición", al tiempo que requirió la liberación de periodistas y ejecutivos.

En términos similares se expresó el Parlamento Europeo cuando se produjo el cierre de Apple Daily y también pidió la liberación de periodistas y activistas, que "simplemente ejercían su derecho a la libertad de expresión".

La posición de Hong Kong en el índice de libertad de prensa compilado por Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha caído en los últimos años: en 2002 se situaba en el puesto 18, pero en 2021 se desplomó hasta el número 80.

Las autoridades hongkonesas aseguraron que la redada en las oficinas de Stand News no tuvo "nada que ver con el trabajo periodístico o la libertad de expresión", sino que se limitan a "mantener el Estado de derecho y a aplicar la ley", en referencia sobre todo a la ley de seguridad nacional vigente desde 2020 en el territorio semiautónomo.

UNA LEY QUE MARCA UN ANTES Y UN DESPUÉS

Tras las manifestaciones antigubernamentales que tomaron las calles de Hong Kong durante la segunda mitad de 2019, Pekín respondió en 2020 con una ley de seguridad nacional para Hong Kong que contempla penas hasta de cadena perpetua por delitos de secesión o confabulación con fuerzas extranjeras.

En 2021, más de medio centenar de organizaciones hongkonesas decidieron disolverse para minimizar los riesgos para sus miembros de ser acusados de alguno de los supuestos de la polémica ley y numerosos activistas han sido detenidos y encarcelados.

El temor a represalias legales en virtud de la nueva legislación también provocó a finales de 2021 la retirada por parte de la Universidad de Hong Kong de una escultura que conmemoraba la manifestación que fue violentamente reprimida en la plaza pekinesa de Tiananmen en 1989 y que se erigió en 1997, año en el que Hong Kong dejó de estar bajo control británico.

El Ejecutivo local opina que las leyes aprobadas y las penas han traído paz y estabilidad a la ciudad tras las manifestaciones de 2019, que fueron mayoritariamente pacíficas, pero en las que los manifestantes más radicales terminaron enfrentándose con los agentes antidisturbios.

Álvaro Alfaro

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.