Por qué Buffett invierte US$5.000 millones en el fabricante taiwanés de chips TSMC

Warren Buffett lanza un salvavidas de oro a TSMC, la fabricante de los chips más avanzados del mundo. Foto: JOHANNES EISELE/AFP via Getty Images.
Warren Buffett lanza un salvavidas de oro a TSMC, la fabricante de los chips más avanzados del mundo. Foto: JOHANNES EISELE/AFP via Getty Images.
  • TSM produce semiconductores para Nvidia, Qualcomm y Apple

  • Superó a Intel como la empresa más avanzada en la fabricación de chips

  • Es la primera inversión de Buffett en el sector de los semiconductores

Berkshire Hathaway de Warren Buffett adquirió una participación de más de US$5.000 millones en Taiwan Semiconductor Manufacturing, empresa que produce semiconductores para Nvidia y Qualcomm, y es el proveedor exclusivo de los chips de silicio de Apple.

Todo indica que el “oráculo de Omaha” creia que el fabricante taiwanesa había tocado fondo después de una liquidación de más de US$250.000 millones. Para el martes, después de ser divulgada la compra, las acciones de TSMC subieron más de un 9.4%, su mayor aumento intradía en más de dos años, indica un reporte de Bloomberg.

En una presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos el lunes, Berkshire Hathaway informó que había adquirido alrededor de 60 millones de acciones de depósito estadounidenses (ADR) de TSMC en los últimos tres meses hasta septiembre.

“TSMC da la bienvenida a todos los inversores que se inclinen a comprar y mantener acciones”, dijo un portavoz del fabricante de chips, citado por CNN Business.

La compañía taiwanesa diseña aproximadamente el 90% de los chips más avanzados del mundo y suministra a gigantes tecnológicos como Apple, la participación individual más valiosa en la cartera de Berkshire.

Tensiones con China

El movimiento del conglomerado estadounidense se produce en momentos en que aumentan las tensiones entre China y la isla autónoma, que se ha enfrentado a una creciente agresión militar en los últimos meses. De ahí que el papel que desempeña Taiwán en la industria mundial de fabricación de chips se ha vuelto un tema serio de conversación.

Los chips semiconductores producidos por TSMC son difíciles de fabricar debido al alto costo de desarrollo y el nivel de conocimiento requerido, lo que significa que gran parte de la producción se concentra en solo un puñado de proveedores. La empresa es tan importante para la isla que sus empleados pueden solicitar no participar en los entrenamientos militares de la reserva.

Las tensiones entre Washington y Beijing también han aumentado últimamente por los chips. Durante su encuentro en Bali para la cumbre de líderes del G20, Joe Biden dijo a que no ha cambiado su política de una Sola China, pero reiteró que se opone a “cualquier cambio unilateral en el statu quo” de cualquiera de las partes.

Biden también impuso un amplio conjunto de controles a las empresas chinas sobre la venta de chips avanzados y sus equipos de fabricación, específicamente para evitar que lleguen a manos del ejército chino. Algunos expertos temen que eso arrastre a un nivel sin precedentes la carrera armamentista tecnológica entre ambas potencias mundiales.

También te puede interesar:

China and the US try to take Taiwan's semiconductors, the real reason for the war. In the background a stylized electric board
Xi lanzó advertencias de que Taiwán es “la primera línea roja que no se debe cruzar” y aseguró que espera que EEUU no apoye una eventual independencia de la isla. Foto: Getty Images

Este martes, Taiwán agradeció al presidente estadounidense por reiterar su “apoyo y compromiso” con la isla, que China reclama como propia, al tiempo que Xi lanzó advertencias de que Taiwán es “la primera línea roja que no se debe cruzar” y aseguró que espera que EEUU no apoye una eventual independencia de la isla.

“Cualquiera que busque separar a Taiwán de China estará violando los intereses fundamentales de China y el pueblo chino jamás lo permitirá. Esperamos ver paz y estabilidad en el Estrecho de Taiwán, pero la paz y la 'independencia' de Taiwán son irreconciliables”, dijo Xi.

¿Por qué cambió la postura de Warren Buffett?

El empresario de 92 años se alejó durante mucho tiempo de la industria tecnológica, argumentando que no quería invertir en negocios que no entendía completamente. Pero en los últimos años ha dedicado al sector tecnológico una proporción cada vez mayor de las inversiones de su empresa.

La fabricación de chips promete un crecimiento sostenido para los próximos años, ya que es esencial para la expansión de industrias emergentes como la ciberdefensa, los autos eléctricos y de conducción autónoma, la inteligencia artificial y las aplicaciones para los hogares inteligentes.

Robert Schiffman, analista de Bloomberg, habló de “un rendimiento superior para 2023”, ya que los inversores sopesan el potencial de una recesión. “Los diferenciales ajustados y la baja de calificación limitada sustentan la fortaleza del sector”, señaló.

TSMC, que reemplazó a Intel Corp como la empresa más avanzada en la fabricación de chips de vanguardia, también se ha convertido en “un jugador estratégicamente vital en un momento en que EEUU y China se han enfrentado por el liderazgo en la industria tecnológica global”, dijo Schiffman.

Las acciones de TSMC en Taiwán habían caído un 28% hasta el cierre del lunes, ya que la demanda de chips se ralentizó con la recesión económica y los inversores preocupados por el exceso de oferta.

En octubre, la compañía dejó saber que había reducido el gasto de capital a unos US$ 36 mil millones, por debajo de los al menos $ 40 mil millones planificados anteriormente.

Jordan Klein, un analista del grupo financiero Mizuho escribió el martes que la inversión fue la primera de Buffett en semiconductores en el transcurso de su carrera “así que sí importa” y TSMC está “en su mejor momento de calidad”.

También opinó, citado por MarketWatch, que las estimaciones de Wall Street para 2023 para TSMC “todavía parecen demasiado altas”, mientras que “el riesgo de invasión de China no es necesariamente cero”.

También te puede interesar | VIDEO: La poderosa industria de semiconductores que protege a Taiwán de China