¿Por qué un lugar en EEUU con muy altos índices de vacunación registra un alza récord de casos de covid-19?

·4  min de lectura

Los casos de covid-19 en Estados Unidos han descendido en las últimas semanas, al pasar de unos 160,000 registrados en promedio al día a principios de septiembre de 2021 a un promedio de unos 73,000 casos en la actualidad, según datos del CDC.

El pico se debió en gran medida al auge de la variante Delta, que ha golpeado rudamente a la población no vacunada, y el descenso tendría varios catalizadores, que van desde los ciclos mismos del coronavirus hasta que más personas se han vacunado en semanas recientes.

Una persona es vacunada contra el covid-19 por una integrante de la Guardia Nacional en Websterville, Vermont. (Getty Images)
Una persona es vacunada contra el covid-19 por una integrante de la Guardia Nacional en Websterville, Vermont. (Getty Images)

Sin embargo, en algunas partes del país la tendencia es distinta y los casos de covid-19 se han incrementado considerablemente en semanas recientes. Ese es el caso de Vermont, que de tener un promedio diario de 130 casos a principios de septiembre ha visto subir esa cifra a 300 en los primeros días de noviembre, con días individuales en los que se han contabilizado más de 800 casos.

Eso pese a que Vermont es un estado con altos índices de vacunación, con 91% de las personas de 12 años o más con al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19, cifra que es 79% a nivel nacional.

¿Por qué entonces el alza de casos de covid-19 en Vermont, crecimiento que aunque pareciera poco en números brutos, dado que la población de ese estado es reducida, representa un auge sustantivo?

La cantidad de casos diarios de covid-19 en Vermont es actualmente la más alta que se haya registrado.

“No hay una simple respuesta… Pero hay claramente factores que se han unido para crear esta situación en la que estamos ahora”, dijo el comisionado de Salud de Vermont, doctor Mark Levine, según reportó el periódico The Burlington Free Press.

Entre las razones de ello, Levine citó a la elevada contagiosidad de la variante Delta del coronavirus, que incluso ha logrado infectar a personas vacunadas (aunque solo produzca en la gran mayoría de esos casos síntomas menores o incluso casos asintomáticos) y se esparce rápido, más que la velocidad de rastreo y de alerta del contagio con la que se cuenta.

Otra razón es que como anteriormente se dieron relativamente pocos casos de covid-19 en Vermont, no se desarrolló una inmunidad natural por haber contraído el virus. Solo el 3% de la población de Vermont tenía ese tipo de inmunidad antes de la llegada de la variante Delta, y de allí que esta pudiese afectar de modo significativo a la población sin inmunidad, sea esta natural o vía la vacuna.

Un aumento considerable de casos entre personas veinteañeras y en menores de edad -poblaciones en donde los índices de vacunación son menores que entre las personas de mayor edad- ha contribuido también al incremento general de los casos en Vermont en fechas recientes.

Y también se señala que la población de Vermont usa menos mascarillas que antes y ha viajado en tiempos recientes mucho más que antes, y por ello se ha expuesto al covid-19 en una proporción mucho mayor, trayendo así el coronavirus al estado.

La vacunación es clave pues la enorme mayoría de las hospitalizaciones y defunciones que se registran actualmente por covid-19 se dan entre personas que no han sido vacunadas.

Ante ello, las autoridades sanitarias en Vermont han reiterado que la población ha de mantener las medidas usuales de mitigación de la pandemia: uso de mascarillas, distancia social, mantenerse en casa si se está enfermo y vacunarse, dijo Levine. Ello es clave para frenar los contagios, evitar saturación de hospitales y fallecimientos.

Con todo, al parecer el gobernador de Vermont no plantea restablecer el uso obligatorio de mascarillas ni tampoco decretar cierres de actividades.

El caso de Vermont es ilustrativo: incluso en lugares con altos índices de vacunación, el covid-19 puede mantenerse muy activo y por ello no se debe bajar la guardia, es necesario mantener las medidas de mitigación y, sobre todo, seguir ampliando la cobertura de la vacunación. La reciente aprobación de la vacuna contra el covid-19 para personas de 5 años o más ampliará el rango de protección, pero en general todas las personas elegibles han de vacunarse para prevenir casos graves (y fallecimientos) por covid-19 y para contribuir a que la pandemia se reduzca en su comunidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.