La vicepresidenta Kamala Harris desconfía de los audífonos inalámbricos (y no es paranoia)

·5  min de lectura

Los audífonos inalámbricos son muy populares para ser usados en conjunto con teléfonos celulares, computadoras, tabletas y otros dispositivos digitales y, por lo general, utilizan tecnología bluetooth para establecer conexiones y transmitir audio y datos.

Pero la vicepresidenta Kamala Harris al parecer es ajena a la popularidad de los audífonos inalámbricos y prefiere, según comentó inicialmente Político, recurrir a los audífonos de cable para sus comunicaciones.

La entonces senadora y aspirante a la presidencia de EEUU, Kamala Harris, habla por teléfono durante su gira de campaña en agoisto de 2019. (Justin Sullivan/Getty Images)
La entonces senadora y aspirante a la presidencia de EEUU, Kamala Harris, habla por teléfono durante su gira de campaña en agoisto de 2019. (Justin Sullivan/Getty Images)

La razón, se afirma, es que por cuestiones de seguridad la vicepresidenta prefiere no utilizar equipos inalámbricos bluetooth y por ello usa audífonos de cable, los que aunque algunos crean obsoletos o pasados de moda ofrecen mucha mayor seguridad.

Algunos han sugerido, comentó Político, que eso se origina en una suerte de paranoia de Harris pero, en todo caso, sí existe fundamento para que altos funcionarios opten por comunicaciones alámbricas y no por conexiones bluetooth.

Según explicó CNET, conexiones como las bluetooth que requieren que dos dispositivos se acoplen de modo inalámbrico para intercambiar datos son susceptibles de ser interceptadas, lo que pone en riesgo la información que se intercambia entre ellos.

Y cita a Clay Miller, experto en seguridad digital, quien señala que se han dado casos de ataques en los que "cibercriminales usan una conexión bluetooth para tomar control del dispositivo e instalar código malicioso. Ese código permitió al hacker escuchar conversaciones realizadas tanto en ese teléfono como en otros cercanos al convertir ese teléfono en un micrófono secreto".

Hackers podrían también extraer información de un dispositivo bluetooth intervenido.

Político comentó algunas situaciones en que Harris ha sido vista con audífonos alámbricos y cita imágenes en las que se le ve con ellos -incluidas la llamada en noviembre de 2020 en la que ella felicitó a Joe Biden por su triunfo en la elección presidencial y algunas apariciones en medios y en actos del Senado- y señaló que son razones de seguridad (y no una suerte de afán de moda retro) las que apartan a la vicepresidenta del uso de esos audífonos inalámbricos.

Político incluso indica que hay quien sugiere que Harris es un tanto paranoica en relación a posibles intrusiones en sus comunicaciones y que por ello, además de apartarse de los audífonos inalámbricos, prefiere enviar mensajes de texto en lugar de correos electrónicos. Las fuentes de ello serían excolaboradores de la campaña de Harris, cuyos nombres Político no menciona.

En todo caso el asunto del bluetooth no sería una paranoia y hay razones de seguridad para que funcionarios públicos no usen ese tipo de conexiones. Jason Kent, otro experto en ciberseguridad citado por CNET, dice que Harris está "absolutamente en lo correcto" al apartarse de conexiones Bluetooth, pues esas comunicaciones pueden ser intervenidas.

Y ese portal añade lo dicho por un experto más en la materia, Chuck Everette, quien explica que, por ejemplo, criminales en ocasiones escanean vehículos para detectar conexiones bluetooth en ellos y luego atacarlos para apoderarse de los dispositivos y otras cosas en torno a ellos. Con todo, ese tipo de escaneos ha de ser realizado a poca distancia del dispositivo, un máximo de unos 10 metros, se indica.

Otras fuentes, entre ellas Vice News, indican que el rango de una conexión bluetooth podría alcanzar los 60 metros. En todo caso, eso implica que para explotar las vulnerabilidades de esa tecnología (que serían docenas según un reporte del Instituto Tecnológico SANS, el hacker debe lograr cercanía con su objetivo. Es decir, no es que los audífonos bluetooth con los que alguien escucha llamadas en su teléfono celular pueden ser hackeados desde un lejano lugar, pero sí es claro que existen brechas de seguridad en esas conexiones que pueden ser explotadas.

Espiar a la vicepresidenta de Estados Unidos es desde luego algo de mucho más peso y complejidad que robar celulares de automóviles, pero justo por ello es que Harris y su equipo prefieren apartarse de tajo de conexiones vulnerables como las bluetooth. Usar audífonos de cable quizá será visto por algunos como anticuado, retro o lo que sea, pero eso ciertamente reduce la posibilidad de intrusiones que comprometan la información, altamente sensible, que Harris maneja.

Para el general de la población, con todo, aunque el riesgo de que alguien se entrometa en sus comunicaciones Bluetooth ciertamente existe, es menos probable que ellas sean blanco de hackers. Pero expertos comentan que incluso para los usuarios estándar no está de más tomar precauciones en caso de que alguien tema ser espiado o simplemente desee no tener ese riesgo encima, sea cual sea su magnitud.

Apagar el servicio bluetooth de su dispositivo es una opción apropiada para ello, ya sea por completo si se desea no emitir señal alguna de esa naturaleza o cuando no se está utilizando ese tipo de conexión, señala CNET.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Los 85 minutos de Kamala Harris en la presidencia de EEUU

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.