¿Por qué la maestra de Texas sonrió en su foto policial tras ser arrestada por tener contacto sexual con un alumno?

Jesús Del Toro

A veces, una sonrisa provoca percepciones y suspicacias que desatan tormentas en la opinión pública. Y cuando ello se da en el contexto de acusaciones de presuntos delitos sexuales contra menores de edad, la mezcla resulta explosiva.

Sarah Fowlkes, de 27 años, fue detenida en Lockhart, una localidad en Texas cercana a la ciudad de Austin, y se le tomó su fotografía como a todos los que son sometidos a algún tipo de procedimiento judicial. Pero ella, en lugar de lucir molesta, inerte o deprimida, mostró ante la cámara una amplia sonrisa –casi como si se tratara de un selfie festivo o de un retrato promocional– y su fotografía en el archivo policial (conocida como ‘mug shot’) desató por ello comentarios y reproches.

La foto del archivo policial de la maestra Sarah Fowlkes, sonriente tras su arresto por acusaciones de conducta sexual impropia con un alumno menor de edad. (Lockhart PD)

Principalmente porque Fowlkes, que es profesora de ciencias en una escuela secundaria, está acusada de haber mantenido una relación inapropiada con un estudiante de 17 años. De acuerdo al periódico Houston Chronicle, un detective alega que Fowlkes había tenido contactos de naturaleza sexual, en persona y por escrito, con el alumno menor de edad.

Eso condujo al arresto de la mujer y a su suspensión de su empleo.

De acuerdo a un reporte policial, en algún momento la profesora y el alumno habrían tenido un encuentro en el que ella le tocó los genitales y él a ella los pechos, ambos con intención de provocarse mutua gratificación sexual.

¿Por qué, entonces, Fowlkes mostró una amplia sonrisa al ser retratada para su expediente policial cuando, en realidad, está metida en un severo problema legal? ¿Qué es lo que esa sonrisa da a entender de ella y de su actitud?

Allí es donde comienzan las interpretaciones. Según The Huffington Post, esa sonrisa ha causado controversia y debate en redes sociales, pero el abogado de Fowlkes dijo, de acuerdo a la televisora NBC, que la razón de todo ello es sencilla: porque es inocente. Según el abogado, el arresto de Fowlkes se dio con base únicamente en la declaración de un adolescente de 17 años sin evidencia que corroborara las acusaciones.

Fowlkes, de ser cierta esa versión, sonríe quizá porque tiene limpia la conciencia y pone un tono positivo a su situación en espera de que se resuelva favorablemente. O quizá sonríe retadoramente como diciendo que las acusaciones en su contra no podrán a la postre comprobarse. O, en el otro lado del asunto, tal vez sonríe con cierto cinismo reivindicativo de su presunta relación con el menor o, simplemente, en el momento de los nervios y la tensión, lo que afloró fue una sonrisa de modo mecánico, sardónico o inesperado.

En el fondo, el debate sobre la sonrisa en la foto es marginal, aunque ruidoso, y corresponderá al proceso judicial establecer si ella es o no culpable de lo que se le acusa.

El abogado de Sarah Fowlkes afirmó que ella sonrió porque sabe que es inocente. El proceso judicial está en marcha. (Lockhart PD)

Al parecer, según la televisora local KXAN, el asunto afloró cuando las autoridades escolares reportaron a la policía sus sospechas de comportamiento inapropiado por parte de Fowlkes, la policía obtuvo el testimonio del alumno en cuestión y se emitió una orden de arresto contra la profesora, que impartía clase de anatomía. Ella misma se habría presentado voluntariamente ante las autoridades, y fue entonces detenida y fotografiada. Fowlkes habría sido liberada bajo fianza ese mismo día.

El proceso judicial está abierto y está por dilucidarse cuál es la responsabilidad de Fowlkes. Todo ello en el contexto de lo que sería un alza en el número de casos en Texas en que profesores mantienen relaciones inapropiadas con sus estudiantes, según informó en septiembre pasado la televisora KXAN, que cita los casos de un profesora que habría tenido una relación impropia con una alumna de noveno grado, un coach de futbol americano fue detenido también por supuestas relaciones inapropiadas con un estudiante y otro profesor fue denunciado por su propia esposa de mantener contacto con una chica de 18 años, cuyas fotos al desnudo se hallaron en la computadora del maestro acusado.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro