Por qué dice Fujimori (sin pruebas) que ha habido fraude electoral

·Redactora, El HuffPost
·2  min de lectura
La candidata a la presidencia de Perú Keiko Fujimori, durante la rueda de prensa de este lunes en la que denunció un "fraude sistemático". (Photo: EFE/ Stringer)
La candidata a la presidencia de Perú Keiko Fujimori, durante la rueda de prensa de este lunes en la que denunció un "fraude sistemático". (Photo: EFE/ Stringer)

Mientras los peruanos actualizan sin descanso la web de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) —que comunica los votos contabilizados en la segunda vuelta electoral del pasado domingo—, la candidata Keiko Fujimori y su propio partido, Fuerza Popular, se han dedicado estos días a diseminar la sospecha de un “fraude sistemático” en dichos comicios.

Fujimori, que con el 98,3% de las actas escrutadas va en segundo lugar a unos 70.000 votos de su contrincante Pedro Castillo, denunció el lunes “indicios de fraude” presuntamente cometidos por el partido de Castillo, Perú Libre. “Hay una clara intención de boicotear la voluntad popular”, dijo en rueda de prensa.

El martes, la candidata a la segunda Vicepresidencia por el partido de Fujimori, Patricia Juárez, insistió en que hay denuncias de “hechos que no corresponden a un proceso donde se quiera respetar la voluntad popular”.

Los organismos electorales del Perú han echado por tierra estas acusaciones, desmontando uno por uno los bulos que se estarían difundiendo desde una parte de la bancada de Fuerza Popular (y que las redes sociales se están tomando en general a guasa y con memes, aunque también con temor por los antecedentes del padre de la candidata, Alberto Fujimori).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Estos son los argumentos (desmontados) por los que Keiko Fujimori agita el fantasma del fraude:

1. Las actas impugnadas

Según Fujimori, su partido rival, Perú Libre, del candidato izquierdista Pedro Castillo, ha impugnado a mala fe más de 1.300 actas electorales que contienen alrededor de casi 400.000 electores, a un promedio de 300 votantes por acta.

Según los datos del recuento, hay 1.369 actas bajo observación por distintos aspectos, pero sólo cuatro anuladas y una impugnada, mientras que 461 contienen algunos votos impugnados por parte de ambos partidos...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.