Serbia: Partido gobernante obtiene amplio triunfo electoral

JOVANA GEC y DUSAN STOJANOVIC
El presidente Aleksandar Vucic emite su voto el domingo 21 de junio de 2020 en una casilla en Belgrado, Serbia. (AP Foto/Darko Vojinovic)

BELGRADO, Serbia (AP) — El presidente serbio Aleksandar Vucic declaró el domingo el triunfo de su partido de derecha por un amplio margen en las elecciones parlamentarias, las cuales se llevaron a cabo en medio de las preocupaciones por la pandemia de coronavirus y un boicot de gran parte de la oposición.

Vucic dijo a un grupo de jubilosos simpatizantes que el Partido Progresista Serbio obtuvo más del 60% de los votos, lo que le da unos 190 escaños entre las 250 bancas del Parlamento.

Los resultados preliminares no oficiales indican que Serbia tendrá una asamblea única, en la que prácticamente no habrá oposición y sólo estarán presentes tres o cuatro partidos de los 21 registrados. El Partido Socialista, aliado de Vucic, se perfila a obtener el 10% de las preferencias, la segunda mayor cantidad.

“Llevo mucho tiempo en la política, pero nunca había vivido un momento así”, dijo Vucic. “Hablo de un momento histórico en el que un partido puede encontrarse a sí mismo. Hemos ganado en todos lados, donde nunca antes habíamos ganado”.

Las elecciones del domingo fueron las primeras a nivel nacional en Europa durante la pandemia del coronavirus. Los comicios — planeados inicialmente para abril, pero pospuestos a causa del brote — se llevaron a cabo a pesar de que a diario se reportan decenas de nuevos casos en Serbia luego de que se suspendieron por completo las estrictas medidas de confinamiento.

La participación entre los casi 6,6 millones de votantes que conforman el padrón para elegir a los 250 miembros del Parlamento y oficinas locales fue menor a la de elecciones previas.

A pesar de que los serbios no votaron para elegir a un presidente el domingo, Vucic fue una figura protagónica en la campaña a través de la prensa convencional que controla, arremetiendo contra sus detractores y ridiculizándolos. El mandatario ha rechazado las acusaciones de que abusó de sus poderes ceremoniales formales como presidente por asumir un papel prominente en la campaña.

Con el argumento de que no había condiciones para una elección libre y justa, y que se corrían riesgos para la salud pública, varios de los principales grupos opositores boicotearon el proceso. Pero algunos partidos de menor dimensión decidieron participar, alegando que el boicot únicamente marginaría a una oposición que ya lo está.