Popularidad en baja: tras el plebiscito, Piñera intenta reorientar su estrategia

Víctor García
·4  min de lectura

SANTIAGO, Chile.- Chile decidió el establecimiento de una nueva Constitución y el abrumador triunfo de la opción "apruebo" en el plebiscito, generó múltiples reacciones en la sociedad chilena que inició la jornada esperanzada en cambios y con la satisfacción del aumento de la participación, pese a la pandemia que condicionó el proceso electoral.

El Servicio Nacional Electoral chileno (Servel) informó los resultados oficiales en un último cómputo, con el 99,85%, de las mesas escrutadas. La opción a favor de cambiar la Carta Magna logró 78,27% de adhesión (5.886.421 de sufragios), mientras el "rechazo" consiguió 21,73% de las preferencias (1.634.107 de votos).

Evo Morales dijo cuándo piensa volver a Bolivia y adelantó que no formará parte del gobierno

Con respecto al mecanismo para redactar la nueva Ley Fundamental, y con el 99,81% de las mesas contabilizadas, la Convención Constitucional alcanzó 78,99% (5.646.427 votos) y la Convención Constitucional Mixta llegó a 21,01% (1.501.793 sufragios),

"Sin duda estamos frente a la mayor votación de la historia de Chile, desde el punto de vista 'votación' en votos absolutos, y además de eso, rompimos también la barrera que no superaba desde el año 2012 con voto voluntario el 49,2%", dijo el presidente del consejo directivo del Servel, Patricio Santamaría.

Los resultados también dieron cuenta que comunas de menores recursos aumentaron su participación, con el ejemplo de La Pintana, un sector del sur de Santiago estigmatizado por años y que subió su cantidad de votantes en un 64,56% con respecto al ballotage de 2017 que ganó Piñera y donde votó 37,29.

Tras su discurso de la noche del domingo, en el que llamó a la unidad del país y recordó que "una Constitución nunca parte de cero", el presidente Sebastián Piñera arribó cerca de las 9 de la mañana al Palacio de La Moneda, y se reunió con los todos los miembros de su gabinete para analizar los resultados.

Sin rol definido en medo del referéndum, la tarea del jefe de Estado se concentró en elevar porcentaje de participación, que el proceso se realizara en orden, y que su sector mitigara la imagen de fractura que proyectó.

Igualmente, un sondeo de la empresa Cadem que se difundió este lunes informó que la desaprobación al mandatario alcanzó 78% por ciento. El muestreo, realizado ayer tras el proceso eleccionario, también reveló que solo un 14% de las encuestados aprueba la gestión del jefe de Estado.

Los medios chilenos, en tanto, dieron realzaron de la histórica votación que se desarrolló el domingo con amplios titulares sobre el abrumador triunfo por el cambio de Carta Magna. "Chile decide tener una nueva Constitución", encabezó La Tercera, mientras que Publimetro tituló con la palabra "Paliza" en grandes caracteres. El Mercurio se centró en los resultados y le dedicó un espacio al mea culpa que realizaron los partidarios del "rechazo".

Varios analistas, en tanto, plantearon a que partir del referéndum se iniciaba una suerte de carrera presidencial, en la que el alcalde del partido derechista UDI, Joaquín Lavín, y el alcalde del Partido Comunista, Daniel Jadue, asoman como los políticos con mayores posibilidades de llegar a La Moneda.

"Si no los convenzo, no soy candidato, no me interesa, porque en el fondo hacer un gobierno de derecha o izquierda tradicional en el Chile de hoy no sirve. Si eso es mayoría en Chile Vamos, lo veremos más adelante", dijo Lavín, jefe comunal de Las Condes, en un programa de televisión.

En el mismo espacio, Daniel Jadue también abordó el escenario político. "La oposición y el oficialismo de hoy son bien poco relevantes para el Chile que viene. Lamento que algunos todavía no entiendan que lo que está diciendo la ciudadanía, por lo menos lo que yo leo en la calle, es que la gente no quiere un segundo gobierno de derecha, porque sienten que además no se lo merecen por el mal manejo de la pandemia y la revuelta de octubre, pero tampoco hay un ambiente muy proclive a volver a los gobiernos de la Concertación, esa socialdemocracia tan neoliberal", aseguró la autoridad del municipio de Recoleta.

Los próximos pasos que los chilenos deberán enfrentar en el inicio del proceso constitucional que se plasmó ayer, están orientados a la elección de los integrantes de la Convención Constitucional.

América Latina: los líderes bolivarianos se apropian del triunfo del sí en Chile

El órgano será electo en un 100% por los ciudadanos, no tendrá representantes del Congreso, y será paritario con respecto a la cantidad de mujeres y hombres en su composición. Aquella elección se realizará el próximo 11 de abril, y se elegirán 155 convencionales constituyentes que será los encargados de escribir la nueva ley fundamental.