¿Qué son los "poppers", la sustancia que consumió Madonna?

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 27 (EL UNIVERSAL).- La cantante Madonna fue tema de polémica, luego de que se le captara consumiendo un tipo de sustancia durante una transmisión en vivo.

El video, que ya circula en redes sociales, es parte de una transmisión en vivo que la intérprete de "Like a Virgin" hizo con una famosa influencer. Madonna puede verse sentada frente a la cámara mientras sus asistentes la están arreglando.

Además de posar, platicar y cantar, en un momento del video se aprecia cómo recibe un curioso frasco que se coloca directamente en la nariz para aspirar su contenido. "¿Esos son poppers?", dice la influencer, a lo que Madonna inmediatamente contesta: "¡Wow, no! Soy cristiana".

¿Qué son los "poppers"?

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estos productos, conocidos comúnmente como "poppers", contienen sustancias químicas similares al nitrito de amilo, un medicamento que se receta para aliviar el dolor de pecho y se utiliza para para incrementar el placer sexual.

Sin embargo, los "poppers" no han sido evaluados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por sus siglas en inglés) para un uso seguro. Estos productos no son seguros para ser ingeridos o inhalados.

Los "poppers" a menudo se envasan en botellas pequeñas similares a los productos de bebidas energéticas y se venden con frecuencia en línea, en tiendas de novedades para adultos y en otros lugares, y se comercializan como:

-ambientadores

-incienso líquido

-desodorizantes

-limpiadores de cuero

-cosméticos

-solventes

-quitaesmaltes de uñas

"No se confunda, ingerir o inhalar 'poppers' pone en grave peligro su salud," dijo la farmacóloga Judy McMeekin, Pharm. D., comisionada asociada de Asuntos Regulatorios. "Estos químicos pueden ser cáusticos y dañar la piel u otros tejidos con los que tienen contacto, causar dificultad para respirar, descensos extremos de la presión arterial, disminución de los niveles de oxígeno en la sangre, convulsiones, arritmia cardíaca, coma y muerte. No se deben ingerir ni inhalar bajo ninguna circunstancia".