Ponen a la venta atuendo que usó Monroe en su boda con DiMaggio

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- Uno de los trajes más conservadores de la actriz hollywoodense, Marilyn Monroe, que utilizó para su matrimonio con el jugador de béisbol Joe DiMaggio será subastado.

La prenda de dos piezas en color marrón oscuro, cuya chaqueta tiene piel blanca en los bordes, espera ser vendido al público en un precio de $1.5 a $2 millones de dólares, a través de la página web Gotta Have Rock and Roll.

La celebridad llevó el "recatado look" en enero de 1954 cuando decidió consagrar su vida con la estrella de los Yankees de Nueva York.Lo curioso del vestuario es que precisamente para la fecha especial, el glamour quedó sepultado y optó por algo más convencional.

De acuerdo con Gotta Have Rock and Roll, el traje fue comprado en Macy´s y posteriormente se lo regaló a la suegra de su fotógrafo personal, Milton Greene.

El evento acaparó las cámaras y se trató de un hecho relevante en aquel entonces, incluso existen fotografías y videos de ellos donde se puede ver cómo lucía el traje en la artista.

La venta se llevará a cabo desde hoy y se extenderá hasta el 9 de diciembre.

---DiMaggio y Monroe: ¿Una relación tormentosa?

La relación entre la pareja fue de tan solo nueve meses, pues de acuerdo con algunos medios, DiMaggio habría enfrentado celos y no estaría de acuerdo con la visión de "símbolo sexual" de la también cantante, sin embargo, su amor…que hay quienes llaman obsesión, perduró hasta la muerte de Monroe.

Los famosos se conocieron en 1952 cuando DiMaggio le pidió a uno de sus compañeros que le ayudara a obtener una cita con la ícono tras ver sus películas. La estrella, quien se encontraba en el acenso de su carrera, aceptó la invitación de manera forzada ya que se dice pensaba él era un deportista arrogante, pero la situación fue favorable para ambos y extendieron su romance por un año hasta que casi en secreto decidieron casarse.

La primicia de la celebración se supo debido a que aparentemente Monroe le contó sus planes a un trabajador del estudio de grabación, quien posteriormente filtró la información a la prensa, por lo que al llegar al ayuntamiento de San Francisco, cámaras y flashes fue lo que encontraron.

Aunque la famosa estaba buscando crecer un medio complicado y permeado de pocas oportunidades para las mujeres, Joe se había retirado del mundo deportivo: buscaba una vida más tranquila, situación que no empataba con la de su pareja.

En diferentes biografías se señala que a él no le gustaba la imagen sexual de su esposa y habían acordado que ella no utilizaría esa faceta.

"Ahí estaba esa mujer joven y hermosa a punto de convertirse en una de las actrices más exitosas y famosas del mundo ¿y lo iba a dejar todo para hacer lasaña y pasar sus días cambiando pañales?" diría un amigo de Joe en el libro "Joe and Marilyn: legends of love".

Aunque tuvieron algunas discusiones, probablemente la gota que derramó el vaso fue la famosa imagen de Monroe con su vestido blanco encima de las alcantarillas neoyorkinas, una escena que enloqueció a Joe y los llevó a discutir en la entrada del teatro que aparece en la película "La tentación vive arriba", semanas después Marilyn le pidió el divorcio y demandó sufrir "crueldad mental" por su parte.