Ponen fin a veda que prohibía manejo de agua en Oaxaca

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- Autoridades agrarias, municipales y representantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y Defensa del Agua (Copuda) que conforman 16 comunidades de Oaxaca, calificaron como un hecho histórico el decreto presidencial publicado ayer miércoles con el que se pone fin a la veda en el uso de agua en el distrito de Ocotlán, Ejutla y Zimatlán. Oscar García Sánchez, vocero de la Copuda, aseguró que este decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación y que crea la Zona Reglamentada del Acuífero 2025 de los Valles Centrales de Oaxaca, permitirá el desarrollo y sustento de 16 comunidades, porque se autoriza la extracción de agua del subsuelo.

"En un hecho histórico después de 16 años que inició la lucha y seis años que inició la consulta", expresó en conferencia de prensa. En el decreto se declara de utilidad pública la gestión integrada de los recursos hídricos del subsuelo, a partir de las cuencas hidrológicas del acuífero Valles Centrales, por ser prioridad y asunto de seguridad nacional, su protección, mejoramiento, conservación y restauración, así como el restablecimiento del equilibrio hidrológico del mismo.

Por lo que se establece zona reglamentada para la administración, control de la extracción, explotación, uso o aprovechamiento y conservación de las aguas del subsuelo, sustentado en el reconocimiento al derecho humano al acceso, disposición y saneamiento de agua y respetando y armonizando los derechos al agua y sus recursos naturales, de las comunidades indígenas zapotecas siguientes: San Antonino Castillo Velasco, Santiago Apóstol, Santa Ana Zegache, San Martín Tilcajete, San Pedro Apóstol, San Pedro Mártir, Asunción Ocotlán, San Jacinto Ocotlán, San Sebastián Ocotlán del municipio de Santiago Apóstol, La Barda Paso de Piedras del municipio de Santa Gertrudis, Tejas de Morelos y San Felipe Apóstol del municipio de Ocotlán de Morelos. Así como San Matías Chilazoa del municipio de Ejutla de Crespo, Maguey Largo y El Porvenir del municipio de San José del Progreso, y San Isidro Zegache del municipio de Santa Ana Zegache.

En el documento se reconoce a las comunidades indígenas que se encuentran dentro del territorio del acuífero Valles Centrales, su derecho a la libre determinación y autonomía, su derecho al territorio y en consecuencia a participar en la administración coordinada del acuífero, con los alcances y limitaciones establecidos en el decreto. "Siempre y cuando sea para mejorar, cuidar y proteger las condiciones de sustentabilidad hídrica del acuífero y las propias comunidades indígenas, así como la corresponsabilidad de mantenerlo en óptimas condiciones, con base en las normas contenidas en el presente Decreto y sus Sistemas Normativos". Además, señala que las comunidades indígenas ubicadas en el acuífero de Valles Centrales, tendrán derecho de contar con un título de concesión comunitaria y un reglamento comunitario.

Este título de concesión deberá ser registrado ante la Comisión Nacional del Agua, para que surta efectos frente a terceros, "cuya implementación estará a cargo de sus autoridades comunitarias, en el que se establecerán las reglas para la conservación y uso de las aguas de la comunidad, así como los procedimientos y medidas correctivas, de conformidad con el sistema normativo de cada comunidad, los derechos humanos y, de manera especial, la dignidad e integridad de las mujeres". Respecto del uso, conservación y disfrute del recurso hídrico en los territorios de las comunidades indígenas, establece que se deberá respetar el derecho a la consulta y el consentimiento libre, previo e informado de las mismas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.